Publicidad

A ese papá que se le desborda el orgullo en los ojos al ver los primeros pasos de su pequeño y pasar momentos juntos

Vida de papá
Foto: IG @unpapaconbarba
Foto: IG @unpapaconbarba

Casi podríamos hacerlo con los ojos cerrados, la rutina diaria está instalada en nosotros. Prisas, desayunos, escuela, trabajo, actividades extraescolares, doctores, terapias; así interminablemente. A decir verdad, lo hacemos tan bien que olvidamos darnos cuenta de ello y decirlo. Agradecernos y ¿por qué no?, felicitarnos. 


Por eso hoy quiero darte las gracias y reconocer en ti a ese súper héroe silencioso. Debes saber que, aún cuando tuve un día muy complicado en el que el estrés se apoderó de mí, las horas de siesta fueron solo una vaga idea y pareciera que la comida la preparé para estar intacta sobre la mesa, te veo y te estoy amando.


Veo cómo se te hicieron enormes los ojos llenos de orgullo el día que viste a tu hijo caminar por primera vez.


Te veo mandándole las fotos de tu hijo a tu familia o a cualquier amigo que se deje, porque es tanta tu emoción que se te desborda al verlas que no puedes mantenerlas para ti solo.


Te veo terminar por la noche cansado, pero no tan cansado como para perderte darle la leche de buenas noche a tu pequeño y pasar momentos juntos.

 

Foto: Nan

Veo que te quedas despierto después de que todos estamos en la cama para terminar el trabajo que pusiste en espera para no perderte cenar con nosotros.


Te veo lavando los platos después de trabajar todo el día porque sabes que no lo alcanzaré hasta más tarde.


Te veo festejando los primeras palabras de tu hijo más que lo que festejaste el campeonato de tu equipo favorito.


Te veo leyendo ese libro extra a pesar del sueño.


Y aunque no lo digo suficiente, te veo, y el corazón me explota. 


Te veo y agradezco tanto a la vida el tenerte. Siento mucho no poder verbalizarlo en esos momentos, pero créelo por favor, que en cada uno de ellos. yo te estoy amando.
 

Nan

Naran Xadul

Vie, 06/19/2020 - 10:06
Publicidad
Publicidad
Publicidad