Ser mamá de puros varones me sienta bien, dejen de decirme si estoy buscando a la niña

Vida de mamá
Foto IG: carlyamcdonagh
Foto IG: carlyamcdonagh

El hecho de ser mujeres no quiere decir que siempre estaremos buscando tener una niña como hija, algunas de nosotras tenemos niños y es suficiente, no nos hace falta esa parte femenina.

 

-¿Para cuándo la niña?

Algo que siempre preguntan los demás, que pareciera ser más por costumbre, es ¿para cuándo el niño?, o ¿para cuándo la niña? Si tenemos dos hijas cuestionan cuándo llegará el varón, mientras que si sólo tenemos niños, nos preguntan con desilusión si no nos vamos a aventar por la niña, como si pudiéramos escoger en cada embarazo el sexo del bebé.

 

Realmente nosotras no decidimos el sexo que tendrá nuestro bebé, no sabemos si vamos a tener dos niñas, dos niños, uno y uno, o tres del mismo sexo, y cuando nos tocan dos varones, muchas piensan que vivimos con el vacío de una niña.

 

No es así, tener dos varones también llena tu vida y tus días, hace que la maternidad sea muy feliz sin sentir que algo hace falta. Mi familia está completa y realmente no importa si son niños o niñas.

 

Ser mamá de niños para mi es tan divertido, adoro jugar a ser un zombie, adoro lo sencillos que son al momento de vestirlos y arreglarlos, amo su apego y su amor incondicional hacia mamá, y hasta cierto punto, me encanta la atención que recibo al ser la única mujer.

 

Cada día me retan, muchas mamás de niñas dicen que es más fácil, porque tú eres mujer, por lo tanto educarlas y atenderlas es más sencillo. Con los niños hay cosas nuevas, un cuerpo que jamás has tenido que asear, ni limpiar, pero fuera de esa parte, todo lo demás es igual.

 

Tienen las mismas emociones y un corazón enorme, aman con la misma intensidad y sus berrinches son iguales a los de las niñas. Tal vez tienen intereses distintos, como un extraño amor por los bichos, pero no es algo exclusivo de ellos.

 

Me hacen correr por todos lados, y me sacan dos que tres sustos cuando suben intrépidamente por las resbaladillas. Me llenan de besos y adoran estar acurrucados con mamá. A papá también lo adoran y se lo hacen saber.

 

Tal vez sea más sencillo enseñarles a ir al baño, pero no importa si son niños o niñas, tenemos que transmitirles los mismos valores, a expresar sus emociones, a ser buenos con los demás, a cuidar el planeta, a levantar sus juguetes y a ayudar en casa.

 

Y para mí, ser mamá de estos adorables niños, fue lo mejor que me pudo pasar, siento que ellos me eligieron por algo y que no pudo haber sido de otra forma, porque es perfecto tal cual sucedió.

 

Soy mamá de niños y no me hace falta una niña para completar mi vida, porque ni siquiera puedo elegir, y para ser honesta, creo que si me volviera a embarazar, me tocaría otro varón.

 

Silvia Ruiz
Última actualización: Jue, 05/16/2019 - 15:14
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz