Por qué las abuelas critican tu crianza y cómo manejarlo 

Vida de mamá
Foto IG: danielletridenti
Foto IG: danielletridenti

Como mamás siempre recibimos críticas, pero la mayoría de las veces esos comentarios vienen de nuestras mamás, nuestras suegras y si aún somos afortunadas de tener a nuestras abuelas, seguramente uno que otro comentario también viene de ellas. 

 

Cuando las mujeres se convierten en abuelas, es como si volvieran a nacer sus hijos, un nuevo amor comienza diferente a todo lo que habían sentido antes, sin embargo, ahora hay algo que interfiere, los papás de su nieto. 

 

Sin embargo, su forma de ser respecto a los niños, de querer opinar sobre muchas cosas y tomar decisiones que muchas veces no les corresponden, jamás es mal intencionada, al contrario, detrás de cada comentario y consejo, hay una mamá que quiere volver a sentirse útil, que quiere volver a sentir lo que es criar a alguien, porque sus hijos ya no están en casa. 

 

Quieren ayudar porque ellas ya pasaron por todo eso, y al verte a ti, intentado sacarle el aire a tu bebé, cargarlo o dormirlo, quieren enseñarte todo lo que ya saben. 

 

No está mal escucharla, y entenderla desde una posición de respeto, porque al final tú como la mamá de tu hijo, siempre tomarás las decisiones finales, pero si la abuela está sobrepasando los límites esto es lo que puedes hacer: 

 

  • Explícale los límites que son muy claros con tus hijos, por ejemplo no comer más de un chocolate, no dejarle ver el celular o la tele todo el día, incluso con los mismos regalos que dan. A veces las abuelas miman de más y regalan cosas en exceso, explicarle que mejor le regale experiencias o que su nieto no necesita eso para sentirse amado, de una forma que lo pueda entender y respetar, hará incluso su relación más llevadera. 

 

  • Cuando la abuela quiere mandar, porque eso hizo con sus hijos, y no acepta que ustedes quieran hacer las cosas de otra forma, pueden poner en peligro la relación y la convivencia que hay, pero en realidad lo que este tipo de abuelas están pidiendo, es volver a sentirse amadas, sé paciente y toma un papel de conciliadora. 

 

  • Explícale por qué estás tratando de hacer que tu hijo no sea consumista, o por qué no debe ver la tele tanto tiempo, sin enojarte con ella, ni juzgarla por los momentos que lo permitió, elogia sus buenas intenciones, pues cuando alguien recibe reconocimiento también se abre a nuevas ideas. 

 

  • Siempre agradécele por estar dispuesta a ayudar. No hay abuela que se resista a cuidar a los chiquitos cuando las necesitamos y tenerlas cerca es una gran bendición, sin embargo, también es importante que ella entienda que la última palabra acerca de la crianza de tu hijo la tienes tú y que debe respetar tu autoridad. 

 

  • Escúchala, tal vez el consejo no te servirá de nada o no estás de acuerdo, pero a veces las abuelas más que querer que aceptes lo que dicen, lo que quieren es sentirse escuchadas. 

 

  • Sé constante con la crianza y las decisiones que tomas, mientras mantienes tus límites, cuando ella vea que tienes todo bajo control, comenzará a soltar la rienda que naturalmente tiene con los nietos, ¡pues están proyectando su maternidad con ellos!  

 

Recuerda que las abuelas ven en los nietos la oportunidad de hacer las cosas que no pudieron con sus propios hijos, de mimar más y ser menos duras, de disfrutar cada momento porque también sienten la presión de ya no tener tanto tiempo. 

 

Tal vez sean duras, testarudas y necias, pero si tú te mantienes en control, podrás mejorar la relación de forma positiva siempre para tus hijos.

Silvia Ruiz
Última actualización: Jue, 11/07/2019 - 09:02