"Pero...¡si no has hecho nada en toda la mañana!"

Vida de mamá
"Pero...¡si no has hecho nada en toda la mañana!". Foto: @katie.plus.coffe
"Pero...¡si no has hecho nada en toda la mañana!". Foto: @katie.plus.coffe

"Pero...¡si no has hecho nada en toda la mañana!" ¿Has escuchado alguna vez esta frase? Estoy seguro de que sí, porque si no te la ha dicho tu pareja es muy probable que te lo haya dicho tu voz interior.

 

A la mayoría de madres (o padres) que se quedan en casa cuidando de su bebé les pasa. El sentimiento de culpa nos persigue, sentimos que tenemos que hacer muchas cosas para ser útiles o productivos, pero la realidad es que no siempre es así.

 

Cuando cuidamos de un bebé y tomamos un momento para descansar estamos recuperando fuerzas que necesitaremos la noche siguiente. Estamos reduciendo nuestro nivel de estrés, y el de nuestro bebé.

 

Estamos favoreciendo la conexión emocional y el vínculo madre/hijo a través de la oxitocina. Le estamos enseñando a nuestro bebé que "ser" y "sentir" está por delante de "hacer".

 

Y también, con esos momentos para estar juntos de forma tranquila le estás ayudando a construir su confianza y autoestima.

 

Así, que como ves, descansar es muy distinto de no hacer nada y puede ser lo más productivo que puedes hacer por ti y por tu bebé. 

 

Este es un mensaje que todos debemos conocer. Te animo a compartir con todas tus amigas con bebés o hijos pequeños para las que quieres que sean capaces de cambiar esa culpa que todos sentimos a veces por confianza y seguridad.

Por Álvaro Bilbao

 

Naran Xadul

Lun, 07/13/2020 - 15:40