Publicidad

No tengas miedo de sentarte en el suelo del baño y llorar

Vida de mamá
Foto: IG @thevogelfam 
Foto: IG @thevogelfam 

Todas tenemos nuestros días negros. Todos tenemos días en los que simplemente no queremos ser mamá. Sí, amamos a nuestros hijos sin cesar. Pero algunos días todo puede ser demasiado.


 
Todos tenemos nuestros días en los que nuestros hijos se portan mal y simplemente nos sentamos y dejamos que suceda porque no tenemos la energía para detenerlos. Todos tenemos nuestros días en los que, después de un largo y duro día de ser mamá, nos sentamos en el piso del baño y sacamos la frustración antes de tener que volver y seguir siendo mamá.


 
Nos sentamos en el piso del baño y lo dejamos salir antes de tener que volver y seguir siendo mamá.


 
Esto es un trabajo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, el trabajo más importante y agotador física y emocionalmente que existe. Puede deprimirte mental y físicamente, ¡y eso está bien! A veces, todos necesitamos un buen llanto para poder seguir con el día. No hay nada de malo en dejarlo todo porque si lo embotellas, solo te drenará más.


 
No tengas miedo de sentarte en el suelo del baño y llorar. A veces es lo que todos necesitamos.  

 

Foto: IG @thevogelfam

Sandy Bleiberg

Mié, 01/06/2021 - 10:19
Publicidad
Publicidad
Publicidad