Mamá que hoy regresas a ser maestra de tus hijos.

Vida de mamá
Foto: IG @lauries_little_ones
Foto: IG @lauries_little_ones

Mamá que hoy regresas a ser maestra de tus hijos.

 

1. Respira. No pasa absolutamente nada si las cosas no salen como se espera.

2. Si no sabes hacer algo, no te estreses. Tiene mucho más valor el que tus hijos sepan que no lo sabes todo, a que el estrés te gane por matemáticas de cualquier grado.

3. No pongas atención a las mamás que presumen los trabajos de sus hijos. Por algo tienen la necesidad de hacerlo. No es para que tú te sientas mal, así que no te enganches.

4. Si ya te enganchaste, salte del chat. Sí, leíste bien. Pasando este tiempo te podrás volver a meter. Tu bienestar y salud mental son más importantes que estar al tanto de cada detalle.

5. Es más importante tu relación con tu hij@ que el aprendizaje académico.

6. Aprovecha este momento para fomentar la independencia de tu hij@. Ayúdal@ con lo que puedas, pero no le hagas las cosas.

7. Encuentra el valor positivo en tener una rutina, a veces nos da más de lo que creemos.

8. Verbaliza tu sentir. Así no solamente lograrás que tu hij@ sepa que tu frustración que no tiene que ver con el/ella, sino con las actividades que tienen que realizar. También le das el modelo para que se puedan expresar verbalmente.

9. Acuérdate que un gran porcentaje del lenguaje se transmite de forma no verbal, entonces trata de ser congruente con lo que dices y lo que sientes. Esto es sumamente valioso en la comprensión entre personas.

10. Tómalo un día a la vez. Literalmente. Habrán días mejores que otros, y tu valor como mamá no se ve afectado por tus capacidades académicas. 

¡Ánimo! Todas estamos en el mismo barco.

Por Raquel Caspi para Naran Xadul, encuéntrala en @psicologia.transpersonal

Por Naran Xadul
Lun, 04/20/2020 - 06:25