La vejez biológica comienza a los 34 años, según Universidad de Stanford

Vida de mamá
Foto IG: sheridaningalls
Foto IG: sheridaningalls

Hace unos días llegué al tercer piso y la verdad es que más allá de que me diera una crisis, me sentía muy tranquila, pues llevo ya un par de años tomando mi papel de señora con mucha resignación. 

 

Pero ya no más, resulta que aún soy joven y un estudio científico me avala a mí y a todas mis amigas que aún no llegamos a los 34, pues de acuerdo con la Universidad de Stanford en Estados Unidos, esta es la edad donde da inicio la vejez biológica. 

 

Resulta que después de analizar muestras sanguíneas de 4 mil 300 pacientes de 18 a 95 años de edad, con el objetivo de conocer el estado de 373 proteínas, descubrieron que había un déficit de las mismas a los 34, 60 y 78 años de edad. 

 

A estas edades hay cambios a nivel biológico, que son degenerativas, por ejemplo a los 65 el cambio físico viene con algunos daños así como deficiencias cognitivas, mientras que a los 78 años el cerebro se hace más pequeño. 

 

La edad es sólo un número. ¿Cómo puedes seguir joven de espíritu? Aquí unos consejos para cuidarte a ti misma:

Mantén viva tu relación amorosa.

Cuando una relación amorosa es inestable provoca reacciones en tu cuerpo que pueden desencadenar codependencia o adicciones como fumar, beber o comer por ansiedad. Según Vanesa Salazar, autora del libro “Cuando el amor es perjudicial”, lo ideal es mantener una línea de comunicación efectiva con tu pareja, tener tiempo para estar solos y visualizarse como un equipo.

 

Busca un trabajo donde te sientas estable.

Según un artículo publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las mujeres que se sienten inestables en su trabajo, que tienen miedo de que las vayan a correr o se sienten inseguras, llegan a desarrollar el síndrome de burnout, lo que provoca que se encuentren en un estado de distanciamiento mental y cognitivo en sus actividades.

En pleno 2019 muchas mujeres se sienten con temor al decir en una entrevista de trabajo que son mamás, les da miedo todavía decir a sus jefes que están embarazadas y una vez que regresan de la baja de maternidad, llegan a experimentar todo tipo de presiones, es por eso que es importante unirnos y demostrar que las mamás somos muy valiosas en las empresas para que poco a poco esta cultura cambie.

Mantén ordenada tu casa.

Tener tu espacio limpio y ordenado cambia tu mente de inmediato y tu estado de ánimo. Investigadores del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton aseguran que las personas desordenadas y una vivienda poco organizada provoca síntomas de cansancio y estrés en sus habitantes.

Es importante que el espacio donde vives esté limpio, ordenado y con elementos de tu gusto, pues esto te hará sentir más feliz, además los expertos aseguran que hacer labores del hogar te ayudan a desintoxicarte de ti misma y podría ser una de las mejores terapias ya que el cerebro comienza a trabajar a la par, de ahí que cuando lavas los trastes se te ocurran las mejores ideas para solucionar tus problemas.

Cada vez más personas aseguran que hay una relación directa en cómo se encuentra nuestro entorno y cómo están nuestras emociones, como Marie Kondo, una japonesa que con su teoría del orden ha revolucionado la forma en que las personas ordenan sus hogares para ser más felices. La clave está en dejar de ver el proceso de limpieza como algo tedioso y verlo como algo que nos dará satisfacción, al igual que repartir las tareas equitativas para no sentir la carga completa.

 

Haz otra cosa que no sea ser mamá, esposa o trabajar.

La mayoría de las mujeres cumplimos con muchísimos roles, pero al parecer éstos 3 son los más agotadores pues consumen la mayoría de nuestro tiempo. Busca un hobbie y toma una hora al día para desarrollarlo, puede ser lo que tú quieras que te haga sentir bien y te haga salir de tu rutina de todos los días.

Puede ser incluso ver una serie, tomarte un té en el parque, meditar, hacer ejercicio, tejer, bordar, colorear mandalas, salir en bicicleta. Tener tiempo para ti se verá reflejado en tu salud emocional, siempre y cuando sea algo que te ayude a liberar y no te provoque una carga más.

 

 

 

Fuente: Centro de Longevidad de la Universidad de Stanford 
 

Por Silvia Ruiz
Dom, 12/22/2019 - 19:46