Eliminé YouTube de nuestras vidas y esto sucedió

Eliminé YouTube de nuestras vidas y esto sucedió

Vida de mamá
Foto IG: sheridaningalls
Foto IG: sheridaningalls

Después de ver los peligros a los que los niños se enfrentan en internet, el uso de YouTube disminuyó considerablemente en mi casa. Para mis hijos fue un gran cambio y pude notar muchas cosas a partir de esa decisión.

 

Todo comenzó con el miedo que me dio cuando conocí el Challenge de Momo, de sólo pensar que podría aparecerle a mi hija, decidí cortar de tajo con esa plataforma y comencé a ponerle otro tipo de contenidos, porque aceptémoslo, una vida cero pantallas es muy difícil de lograr.

 

No sé si es coincidencia, pero logré notar muchas cosas después de esa decisión, sobre todo porque mi hija ya sólo quería ver videos de niños con miles de juguetes, nulos de historia y aprendizajes, eso me ponía los pelos de punta.

 

Los berrinches disminuyeron. Empecé a querer calmarla con videos cuando lloraba al subirla al auto, cuando no me dejaba cocinar o para poder trabajar un rato. Cada día quería más, lloraba al ver el celular y lo pedía desesperadamente, si no se lo daba los berrinches eran enormes. Además de que con sólo 2 años ya era una experta en cambiar videos y pasar de uno a otro en cuestión de segundos. Un día dije ya no más, lloró un rato, pero al pasar los días esto disminuyó. Después de una semana, ve el celular y ya no llora, se sube al auto y no grita por ver videos, ahora juega más con lo que tiene, abre los libros, se sienta a dibujar.

 

Para mi fue un cambio enorme, pensé que sería más difícil, pero lo superó rápido. Pero si de pronto quiere ver algo en la tele, uso plataformas de contenido especializado para ellos y no dura más de 4 minutos frente a ellos porque inmediatamente comienza a hacer otra actividad.

 

De acuerdo con la Asociación Americana de Pediatría los niños de 2 a 6 años no deben estar expuestos a pantallas por más de 2 horas, pues su cerebro aún no está lo suficientemente desarrollado.

 

Pero no sólo esto se ve comprometido cuando están anonadados, cuando empiezan a tomar decisiones de qué ver, empiezan a seguir a niños que son famosos por sus videos, que consiguen lo que quieren, que tienen una vida “fácil” porque todo les regalan, y eso se convierte en un modelo a seguir que no siempre es el mejor.

 

En la medida en que las mamás controlemos mejor lo que nuestros hijos ven, más contribuiremos a su educación y su desarrollo, es nuestra responsabilidad.

 

Y cuando nos encontremos con berrinches, con comentarios como eso no me gusta o negativas, siempre podemos optar por invitarlos a hacer otra actividad, salir al parque o involucrarlos a hacer actividades en la casa como lavar los trastes, les encantará, sólo ten paciencia.



 

Silvia Ruiz
Última actualización: Jue, 04/04/2019 - 17:14
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz