Reflexología para tu bebé

Reflexología para tu bebé

Estimulación
Reflexología para tu bebé
Reflexología para tu bebé

¿Reflujo, cólicos o dientes? La está pasando mal
Ya le hablaste al pediatra y no ves una mejoría inmediata.


APRENDE A DARLE REFLEXOLOGÍA PARA HACERLO SENTIR MEJOR

Esta es una rama de la medicina alternativa, que busca la relación entre nuestras terminaciones nerviosas en pies y manos y su correspondencia con los órganos.


Los bebés obtienen casi inmediatamente los beneficios de la reflexología, debido a que su pie no está arqueado y sus huesos aún son flexibles.


Así que si aprendes a aplicar presión en el lugar preciso podrás favorecer a que tu bebé se sienta mejor:

 pie

La reflexología le puede ayudar a:
· Aliviar algunas molestias digestivas como: cólicos, gases, estreñimiento, y diarrea.
· Disminuir la otitis.
· Algunas alergias.
· Mejorar su estado de ánimo.
· Activar su sistema inmunológico.
· Facilitar el descanso.

Consejos básicos:

Asegúrate de ajustar la presión con la que darás el masaje a tu bebé. Acuérdate que tu bebé es mucho más sensible que tú.

Si tu bebé quita el pie mientras estás dando masaje, es importante que dejes de dar el masaje y lo retomes después. Puede ser que aplicaste demasiada presión o el bebé está muy sensible.

No hagas el masaje tan largo, busca que sea de 5-10 minutos, si tu bebé está incómodo no lo fuerces.

Relájate y relaja a tu bebé. Aumenta la circulación de sangre en sus pies frotando los mismos.

Busca qué área quieres estimular.

Aplica presión en el punto, recuerda que hay que hacerlo con cuidado. Toma en cuenta que cada bebé tolera distintas intensidades y con el tiempo se modifican.


Nota: En caso de que estés interesado en aprender más sobre reflexología, te sugerimos que contactes a un experto para que aprendas las técnicas adecuadamente.

Por Parents Place para Naran Xadul

Otros artículo de Parents Place que también te puede interesar:
¿Por qué llora mi bebé?

Parents Place
Última actualización: Mié, 02/14/2018 - 11:52
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz