Los regalos de tener un hijo varón

Los regalos de tener un hijo varón

Vida de mamá
Photo: @burtsbrisplease
Photo: @burtsbrisplease

Primero, la sorpresa: Prueba positiva, ¡estas embarazada!;


Después: Felicidades, usted va a tener un varón. ¿Varón, es real? Primero pensé “O sea que jamás voy a poder hacer una fiesta con el tema de unicornios, ni comprar esos increíbles tutus que están de moda, los moños gigantes y hermosos, ni qué decir el mundo de princesas y castillos”.

Sé que no se debe hacer distinción de género en cuanto a colores, juguetes y hasta ropa, pero la verdad y si soy sincera es que sí sufrí, sufrí un poquito al pensar que estas cosas tan bellas jamás las iba a poder hacer con mi bebé.  Sufrí al pensar que quizás nunca tendría esa compañera que tanto había soñado. Sufrí porque deseaba con todas mis fuerzas tener una versión chiquita de mí misma.


Ahora que ha pasado el tiempo me he dado cuenta que  un hijo varón trae consigo sus regalos y sus ventajas para las mamás y no siempre las vemos.

 

Esto es lo que me he dado cuenta:

 niño

foto: Instagram/native_mamma

1. Soy la primera imagen de una mujer hacia mi hijo.
Hay la teoría de que ellos escogen a la mujer que será su compañera muy parecida a sus madres. No lo sé, pero por si las dudas, a veces dejo a un lado las labores de casa para salir al mundo y darle un ejemplo de lucha, de perseverancia, de que las buenas acciones y el amor son recompensados tarde o temprano, de fuerza; y eso es una ¡enorme responsabilidad!

2.  Sigo siendo la princesa de la casa.
¡Sí! Puedo jugar sus juegos, pero aún puedo ser la princesa del cuento y jugar a que mi pequeño príncipe me rescata del dragón, me consiente también con muchos besos, abrazos y un te amo. No hay nada como cuando te dicen “yo te cuido mami”, o cuando su papá le dice “cuidas a tu mamá, campeón”.

Photo: @Lu_Mulloy

Photo: @Lu_Mulloy

3. Verlo con mi esposo es mi mejor placer.
Pensé que un día sería la desplazada e incomprendida de la casa, sin embargo, adoro ver a su papá pasando tiempo con él, se vuelven cómplices y es un vínculo que de alguna manera me hace sentir orgullosa de que fui yo quien ayudó en gran parte a crearlo, pues ¿Quién le dio vida a ese niño hermoso?

4. Mi hijo me da la posibilidad de hacer mejor el mundo
Sí, es posible cambiar al mundo. Triste es saber que las mujeres aún ocupamos papeles por debajo de los hombres, aún nuestra voz no se alcanza a escuchar igual que la del género opuesto, sin embargo, en mis manos tengo la responsabilidad de criar a un hombre que realmente pueda valorar a las mujeres, las escuche y les dé el lugar que se merecen. Así que sí, a través de él puedo cambiar el mundo.

webmaster
Última actualización: Mar, 02/06/2018 - 12:11
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz