Lo que sucede en el cerebro de un bebé cuando no recibe cariño

Lo que sucede en el cerebro de un bebé cuando no recibe cariño

Moda
Photo: @soymamarula
Photo: @soymamarula

Así reacciona el cerebro de un niño cuando no recibe cariño
 
Bien dicen que “el amor de una madre lo puede todo”, porque no sólo nos hace sentir bien, sino que nos ayuda a crecer sanos física y mentalmente. Cuando el cerebro de un bebé no recibe cariño, se ve afectado considerablemente.


 
La Universidad de California (UCLA) informa que el cerebro de los pequeños que no reciben cariño durante sus dos primeros años de vida, tiene un menor tamaño y reacciona de forma muy diferente al de los niños que están rodeados de amor.  ¡Conócelas!

 bebe

foto: Instagram/bannortoys

​1. El cerebro no puede establecer las conexiones necesarias para tener buenas relaciones sociales
 
2. Tendrá problemas para reconocer y utilizar las emociones de forma correcta.
 
3. El desarrollo intelectual será más lento (le costará aprender y procesar nuevos conocimientos)
 
4. Tiene un alto riesgo de desarrollar trastornos mentales u otras enfermedades
 
La mejor forma de ayudar a los niños para que su cerebro se desarrolle de forma normal es brindándoles todo el amor, cariño y cuidado que necesitan durante los primeros meses y años de vida.


 
Con ello serán más empáticos y se relacionaran bien con los demás; mostrarán un buen desarrollo cognitivo y crearán un fuerte vínculo emocional con sus padres y las personas que lo rodean.


 
El resultado será un cerebro sano, capaz de aprovechar todos los estímulos y aprender. Al ir creciendo será capaz de establecer buenas relaciones sociales, aparte de desarrollar una inteligencia superior.
 
No hay que olvidar que las células cerebrales crecen durante los primeros dos años de vida, así que los problemas que surjan durante esta etapa pueden afectar a las personas por siempre.
 
¡A darles mucho amor a nuestros pequeños!
 
Fuente: Medical Daily

webmaster
Última actualización: Lun, 02/05/2018 - 14:40
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz