Publicidad

6 mágicas frases que calman cualquier berrinche

Vida de mamá
Foto: IG @sheridaningalls
Foto: IG @sheridaningalls

Berrinches, despiadados berrinches.

Pueden sacar de sus casillas  hasta al monje budista más iluminado. Sobre todo cuando son las 10 de las noche y estás cansada y tu hijo patalea y grita porque no se quiere ir a dormir. O el típico berrinche de súper mientras todos los ojos están sobre ti.   Y sí, los berrinches son una parte normal del desarrollo de un niño ya que la parte frontal de su cerebro aún no está totalmente desarrollada. Pero pueden llegar a ser una pesadilla.

Hay soluciones. O al menos maneras inteligentes de calmarlos con rapidez. 

El truco para comunicarte con un niño de entre 2 y 4 años que está a mitad del berrinche es poder hablarle de un forma clara, divertida, con seguridad,  sin gritos y tener un método pre planeado que te funcione rápido.   Estas frases ayudan a calmar los distintos tipos de berrinches:

 niña

foto vía:pinterest/http://www.themilitarywifeandmom.com Berrinche cuando tu hijo no quiere comer:  Dile: "No tienes que comer si no quieres, pero te tienes que sentar en la mesa  por lo menos 10 minutos con nosotros" (Verás que 9 de 10 veces terminará comiendo)    Berrinche por frustración (el más típico):

Estos son los 5 pasos:

1.Muéstrale a tu hijo que estás notando su frustración. Esto lo hará sentir importante  Ej:“Aventaste al piso el juguete –veo que estás enojado

2. Ponle la mano encima de manera cariñosa y trata de hablar suavemente tranquilizando su emoción Ej: “lo sé, lo sé

3. Usa un palabra que involucre que describa su sentir Ej: Tu hermano  agarró tu juguete y eso te hizo sentir enojado, ¿Verdad?

4.  Haz una pausa en silencio y deja que tu hijo pueda procesar los dos primeros pasos

5.Ayuda a que tu hijo pase a un estado racional y salga de su emoción al preguntarle una pregunta que se enfoque en solucionar el problema Ej: ¿Necesitas un tiempo sólo, volver a intentarlo o que yo te ayude? Cuando tu hijo te pide las cosas llorando: Dile: “Te podré entender cuando me pidas las cosas en tu  tono normal” Cuando haces berrinches porque no se quiere ir a dormir: Hagan entre los dos una rutina de dormir y dibújala en un papel. Si decides que  primero debe cenar dibuja un plato con comida en el papel , si después debe bañarse, dibuja una tina. Así respectivamente. Cada noche ve tachando con él cada una de las actividades de dibujadas, así  él sabrá qué esperar y podrá irse a dormir sin reclamos cuando haya tachado cada uno de las actividades.  ------ Recuerda algo muy importante: Cuando un niño siente que es importante y es guiado con límites y empatía muchos de las razones por las que surgen los berrinches desaparecen.

NaranXadul

Agosto 5
Publicidad
Publicidad
Publicidad