5 respuestas básicas a los 5 problemas más comunes que enfrentas con un recién nacido

5 respuestas básicas a los 5 problemas más comunes que enfrentas con un recién nacido

Recién nacido
Recién nacido
Recién nacido

Narices tapadas, llantos inexplicables, si eres mamá primeriza, seguramente pasarás (o ya has pasado) por una de estas situaciones con tu recién nacido. Y, a veces, lo único que las mamás necesitamos es un consejo simple para resolverlas.
 
Afortunadamente, yo ya pasé por eso y puedo asegurarte dos cosas: que todo va a estar bien y que, si necesitas una respuesta, aquí la tienes.

1. Nariz tapada
 
No hay nada más frustrante que ver a tu bebé batallar para respirar cuando se enferma, sobre todo porque aún no hay manera de sonarle la nariz. Mi solución: aplica Iliadin Aqua en spray, que tiene glicerol y el tamaño adecuado para sus fosas nasales.
 
2. Llanto inexplicable
 
Hay muchas razones por las que los bebés lloran: tienen hambre, tienen frío, tienen sueño, están sobreestimulados, quieren estar contigo, algo les duele o están enfermos... Descarta los factores uno por uno: revisa que sus necesidades básicas estén cubiertas, que la ropa no le lastime o que simplemente necesiten de tu cariño.
 
Sin embargo, si aún tienes dudas, no lo pienses y llévalo al doctor. Confía en tu intuición.
 
3. Dermatitis y otros problemas de la piel
 
La piel de los recién nacidos es tan delicada que se irrita y lastima fácilmente. Pon especial atención a los pliegues del cuello, axilas e ingles de tu bebé. Es básico usar jabón neutro y sin perfumes para lavar su ropa y aplicarle la crema hipoalergénica que te recomiende tu pediatra.
 
4. Reflujo
 
Casi todos los bebés recién nacidos regresan la leche, pues su sistema digestivo aún no está suficientemente maduro. Es normal. Sin embargo, si tu bebé regresa la leche constantemente y te preocupa que sea alérgico a la lactosa, consulta con el pediatra cuanto antes.
 
5. La hora del baño
 
Bañar a un recién nacido por primera vez puede ser una experiencia hermosa, pero aterradora. Si sientes que se te resbala en la tina, puedes bañarlo en la regadera sin problemas: ponte una camiseta que no te importe mojar y cárgalo, así estará más seguro pegado a tu cuerpo. Disfruta de ese bello momento con tu pequeño, ¡lo recordarás siempre!

 

Naran Xadul
Última actualización: Sáb, 04/07/2018 - 15:38
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz