Publicidad

Importancia de los deportes en equipo para el desarrollo social de los niños y las niñas

Juegos
Foto: Naran Xadul
Foto: Naran Xadul

Cuando mi hijo empezó a crecer vi que dejaba a un lado su comportamiento antisocial; ya buscaba a otras personas para jugar, y si eran niños... ¡mucho mejor! Entonces me recomendaron que lo inscribiera en un deporte, aunque fuera en el equipo de "pañalitos".

 

Pensaba: "Mi hijo tiene 3 años, ¿cómo va a entender tantas reglas y qué tanto le ayudaría a potencializar ese desarrollo social que estaba mejorando? Pero estudios de las universidades de Kansas y St. Gallen me quitaron las dudas, al demostrar las ventajas de inscribir a un niño a un deporte que se practica en equipo porque…

 

1. Desarrolla el sentido de la pertenencia, que es muy importante para los pequeños; al sentirse aceptado por los demás y parte importante de algo, aumenta su motivación y seguridad.

 

Este sentido de pertenencia también se ve reflejado en sus propios juguetes, ya que al sentirse bien en un entorno buscará expandirlo a su entorno; por ejemplo, puede usar muñecos como el Señor Cara de Papa Mundialista, que refleja al mismo tiempo el valor del deporte y la identidad.

Señor Cara de Papa Mundialista

 

2. Comprenden y manejan mejor el tiempo. Aunque sean pequeños, los niños se dan cuenta de que tienen que cumplir con sus responsabilidades en el equipo deportivo, la escuela, la casa y dejar tiempo para su vida social. Así que aprenden a priorizar y dedicar los minutos u horas justos a cada cosa.

 

3. Aprenden de la mentoría de sus entrenadores. Cuando los niños practican un deporte en equipo tienen que seguir las recomendaciones de su coach, y poco a poco esta figura se convierte en un ejemplo para su vida.

 

4. Valoran el trabajo en equipo. Los niños aprenden sobre la diversidad y la corresponsabilidad. Comprenden que todos los que participan en un equipo tienen que hacer su mejor esfuerzo para lograr un objetivo.

 

5. Se comunican de una forma más asertiva y propositiva. Cuando los pequeños están jugando deben tomar decisiones efectivas y rápidas, sobre todo cuando están en una situación de presión.

 

6. Conoce el espíritu deportivo. Identifican lo qué es ganar y perder, así como las emociones y sentimientos que eso implica, sea alegría, enojo o frustración.

 

7. Adquiere habilidades de liderazgo al convertirse en el capitán del equipo. Con todos estos beneficios no pude resistirme a inscribirlo a un equipo de futbol, y estoy segura que le ha ayudado mucho a mejorar sus relaciones sociales, su capacidad de trabajar en equipo, a esperar turnos y ser empático con los demás.

 

Además, cuando practica el deporte he notado que se siente más feliz, más seguro de sí mismo y ha desarrollado un pensamiento más ágil.

Naran Xadul

Mié, 07/04/2018 - 17:09
Publicidad
Publicidad
Publicidad