Léele a tus hijos cuentos en papel y no en tabletas...¡Ellos así lo prefieren!

Crianza consciente
Foto: IG @lauries_little_ones
Foto: IG @lauries_little_ones

Cada vez que nuestros hijos piden que les inventemos una historia o que les contemos un cuento, es tan fácil agarrar la tableta o el celular y buscar una lista interminable de historias y de géneros, que, sin duda, se ha convertido en una gran herramienta para nosotros como papás o mamás.

 

Aunque esto representa muchos beneficios como ahorrar tiempo porque ya no tenemos que desplazarnos de un lugar a otro, lidiando con el tráfico, ¿sabías que no es tan recomendable y no es lo que realmente quieren tus hijos?

 

La razón es que los niños no se involucran realmente con los cuentos que se leen en una tableta como con los que están impresos, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Pediatrics.

 

Las versiones electrónicas de los cuentos no fomentan un vínculo e interacción positiva con nosotros o el interés real en la historia, mientras que los libros sí lo logran. 

 

Simplemente, el palpar las páginas, el disfrutar de las imágenes que tiene el cuento, hasta el olor característico de los libros hacen que nuestros hijos pequeños estimulen sus sentidos y DISFRUTEN realmente de la actividad. ¡Esto les ENCANTA!

 

Incluso, nosotros como papás leemos diferente cuando lo hacemos desde una tableta o un libro. Nuestras narraciones y reacciones son diferentes, e incluso, nuestro compromiso de terminar las historias es mayor.

 

Por ejemplo, durante el estudio, los investigadores se dieron cuenta que con los libros de papel se tiene una lectura más fluida en menor tiempo, en comparación con la versión electrónica.

 

Incluso, existía una mayor interacción debido a que los niños muestran mayor interés al preguntar más sobre la historia y los dibujos, que en conocer cómo funciona la tableta o cómo se pasa de una página a otra.

 

"El libro impreso es un objeto realmente hermoso en el sentido de que cada padre e hijo interactúa de manera diferente sobre un libro impreso". "Los padres conocen bien a sus hijos y tienen que hacer que cobre vida para que sus hijos creen esa magia", señala la doctora Tiffany G. Munzer, autora del estudio.

 

¡Fomentemos el hábito de la lectura!

 

Disfrutemos con nuestros hijos unos minutos de lectura, ya que no sólo se estrecharán vínculos, sino que les brindaremos información que les será muy útil en su desarrollo mental, emocional y social. ¿Sabes por qué?

 

El hábito de leer historias en voz alta durante 15 minutos todos los días, los ayudará a tener un mejor desarrollo cerebral, a acortar las brechas lingüísticas y a tener un mejor desenvolvimiento a nivel social y emocional, de acuerdo con una encuesta realizada por la Organización Read Aloud.

 

Consejos para inculcar el hábito de la lectura

 

1. Hagámosla interactiva para que los niños realmente se interesen en la lectura. Es decir, conforme avanza la historia tenemos que señalar las ilustraciones, aclarar significados, hacer preguntas y responder los cuestionamientos de nuestros hijos. 

 

2. Busquemos cuentos recomendados de acuerdo a la edad de nuestros pequeños. Por ejemplo, para los chiquitos debemos revisar que sean cuentos que tengan iteración o muchas repeticiones dentro de la lectura.

 

3. Dediquemos un espacio en la casa que funcione como un rincón de lectura, donde nos permita leer en voz alta, imaginar mundos y disfrutar del vínculo que se forma entre nosotros. 

 

4. Utiliza entonación para atrapar más la atención del niño a la historia.

 

Revisado por Karen Zaltzman, pedagoga y especialista en crianza

Consuelo Hernandez
Última actualización: Jue, 12/12/2019 - 06:04