Ideas para divertirte con tus hijos y disfrutar la maternidad 

Crianza consciente
Foto IG: sheridaningalls
Foto IG: sheridaningalls

Suena retador, pues a veces a los adultos se nos olvida que la vida también se trata de esto y que con niños hay oportunidad de hacerlo a cada rato. 

 

¿Te gusta ser mamá? A veces es difícil contestar esta pregunta sin un pero que la acompañe: “A mí me encanta, pero también es muy difícil. “Sí, pero hay días en los que no sé porqué me metí en esto. “Sí, pero…”

 

Ese “pero” viene a darle en la torre a todo, porque opaca los buenos ratos y minimiza el hecho de que es posible llevar una vida bonita y divertida, con todo y los problemas que tenemos cada día. 

 

Mi hija Loreto de pronto es muy autoritaria, le gusta dar órdenes y si no se hacen las cosas como ella dice se pone muy mal porque apenas está aprendiendo a ser paciente y regular su frustración, por lo que he tenido que hacer muchas cosas a modo de juego para ayudarle con el mal rato. 

 

Casi siempre le contesto como si yo fuera un monstruo, le hago cosquillas o le doy un abrazo de oso gigante, y eso por muy simple que se ve, ha venido a ayudarnos mucho mientras aprende a autorregular sus emociones. 

 

Para mi también ha sido muy divertido encontrar esta parte mía, es como si saliera mi niña interior. 

 

Hay 2 teorías que hablan de cómo lograr esto:

 

  1. Kim John Payne autor de “Simplicity Parenting” habla en su libro de llevar una paternidad simple, en donde haya menos cosas y más conexión. Bajarle a las prisas, a lo inmediato y a la cantidad de cosas materiales, pues esto sólo genera presión en los papás y en los niños. Es por eso que hacer las cosas más sencillas le regresa a los niños la libertad de desarrollarse a su ritmo en un espacio seguro que les dará la resiliencia necesaria para afrontar el mundo. 

 

  1. Por otro lado, Lawrence J. Cohen, en su libro “Playful Parenting”, habla sobre cómo disfrutar las relaciones con los niños a su modo: jugando. Esto fortalece la relación, mejora la conexión con los niños y les permite desarrollarse naturalmente. 

 

 

Cómo llevarlo a la vida diaria: 

 

  • No te tomes las cosas tan en serio y trata de darle la vuelta a las cosas de forma divertida, por ejemplo, si tus hijos están peleando, comienza a hacer voz de réferi como si fuera un torneo de box. 

 

  • Pídeles las cosas con voces divertidas como si fueras un monstruo o un personaje de caricatura. 

 

  • Hacer las cosas con ellos de verdad, por ejemplo, reírte cuando te esté haciendo cosquillas, bailar o perseguirlos. Al principio puede ser muy extraño porque los adultos no estamos acostumbrados a reírnos tanto, pero después es muy satisfactorio. 

 

  • Abraza mucho y todo el tiempo. Cuando los niños están teniendo un día o una época difícil, esto les ayudará a crear conexión. Si tú eres respetuosa y tranquila con ellos, este proceso terminará en algo positivo, así que en lugar de afligirte y enojarte porque algo está pasando, ofrece más abrazos, para que puedan pasar estas etapas.

 

  • Baja tus expectativas de cómo deberían ser las cosas y aprende a disfrutar los momentos sin pensar en que se van a ensuciar, es más importante disfrutar una paleta de hielo en el parque que la blusa manchada. Prioriza qué es más importante, esto también aplica con las prisas y la presión, disfruta el presente.

 

  • Usa tus sentidos con ellos, huele su pelo, dales besos, enséñales las cosas que a ti te daban curiosidad de niña, sus ojos tienen un mundo por descubrir y tú puedes volver a hacerlo con ellos. 

 

  • Deja de futurear con sus conductas. Cuando estás preocupado tratando de controlar todo, es difícil tener perspectivas de las situaciones en las que sí debes de intervenir o lo que debes dejar pasar. Si esa conducta te la imaginas en 10 años y ves que es peor, vale la pena enseñarles a establecer límites, pero si va a desaparecer sola, no tiene caso desgastar la relación en base a querer controlar todo, como tirar la comida, sacar todos los pañuelos de la caja o mancharse las manos de pintura.

 

  • Confía en el proceso. El desarrollo de los niños tiende a ir siempre para adelante. 

 

Siempre busca cómo hacer la vida más sencilla y divertida para ellos porque también lo será para ti. 

 

Fuentes: 

Karen Zaltzman, Pedagoga certificada en Crianza Consciente. 

Simplicity Parenting, Kim John Payne.

Playful Parenting, Lawrence J. Cohen.

Por Silvia Ruiz
Dom, 01/26/2020 - 13:34