Publicidad

Si amas a tus hijos, no les des refrescos de cola

Consejos
Foto: IG @native_mamma
Foto: IG @native_mamma

Cuando sales de paseo con tus hijos y te dicen que tienen sed., es tan fácil ir a la tienda y comprar “algo” de beber para salir del apuro, que muy pocas veces piensas que esa “bebida refrescante”, le hará tanto daño si sólo se la das una sola vez.

 

Sin embargo, especialistas como el farmacéutico Niraj Naik revela que consumir un refresco, principalmente de cola, actúa de forma inmediata en el cuerpo de tu hijo, que en un solo día acaba con muchos nutrientes que su cuerpo necesita (en especial sus huesos y sus dientes).

 

Esto es lo que pasa después de que tu hijo se quita la sed con un refresco de cola en lata, que tiene lo equivalente a 10 cucharadas de azúcar

 

Después de 10 minutos.

El ácido fosfórico daña el esmalte dental, mientras que los edulcorantes artificiales impactan en el sistema de los pequeños, ocasionando que su cuerpo los reconozca como azúcar procesada.

 

Tras 20 minutos.

El cuerpo registra una explosión de insulina por el exceso de azúcar, así que ésta corre por todo su pequeño cuerpo a través de la sangre. Su hígado tiene que trabajar más para convertir ese exceso en grasa.

 

A los 40 minutos.

Termina la absorción de cafeína; las pupilas se dilatan, sube la presión arterial y los receptores de adenosina en el cerebro se bloquean, lo que impide que se pueda conciliar el sueño. Se crea un efecto adictivo de corta duración.

 

 Después de 60 minutos.

 El ácido fosfórico se mezcla con el calcio, magnesio y zinc en el intestino delgado, lo que estimula aún más el metabolismo. Sentirán una crisis de azúcar y muchas ganas de orinar (la cual se llevará los nutrientes que debieron ser absorbidos por huesos y dientes).

 

El humor de tus hijos cambiará, esa chispa de energía que parecían tener hace unos minutos se convierte en mal humor y lentitud.

 

Después de ver todas estas reacciones del refresco o las bebidas azucaras en el cuerpo de los pequeños, lo mejor es hidratarlos con agua natural o líquidos naturales.

 

De acuerdo con la British Nutrition Foundation los pequeños deben hidratarse con bebidas naturales, sin endulzantes ni aditivos; en cantidades de acuerdo a su peso y estatura para ayudar que su cuerpo y cerebro funcionen correctamente.

 

Consuelo Hernández

May 14
Publicidad
Publicidad
Publicidad