Publicidad

Más juego y menos pantallas es lo que necesitan tus hijos menores de 5 años: OMS

Consejos
Foto: IG @burtsbrisplease
Foto: IG @burtsbrisplease

Es tan tentador y tan fácil calmar con una tablet o un celular a tu hijo cuando no para de hablar, de brincar o de pedirte mil cosas… simplemente, es un respiro y la oportunidad de sacar todos tus pendientes. Total, ¿qué tanto le puede afectar a los niños ese tiempo frente a la pantalla?

 

Tal vez, es una gran ayuda para ti y en un inicio no se vean las repercusiones en los pequeños, pero a la larga existen muchos contras. Incluso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a los papás que se limite todo ese tiempo o de plano eviten darle estos dispositivos a sus hijos menores de 5 años.

 

Si quieres que tu hijo sea un adulto saludable con buenos hábitos, mejor fomenta el juego libre o la práctica de algún deporte o ejercicio, ten por seguro que el tiempo que pasan entrenando o realizando esa actividad, también podrás sacar tus pendientes o tener algunos minutos para ti, para reflexionar o distraerte con algo que te guste.

 

Otro plus que beneficia a tu hijo cuando existe la limitación del uso de pantallas, es que tendrá un mejor descanso, dormirá mejor y a la larga, prevendrá el desarrollo de enfermedades como la obesidad desde la infancia hasta la vida adulta.

 

¡Se vale tener tiempo sedentario, pero bien aprovechado!

 

Es decir, aunque es necesario ese tiempo de juego activo en los niños, también necesitan momentos de tranquilidad donde estimulen otra parte de su desarrollo, con actividades que los ponga a procesar la información de una manera óptima; por ejemplo, al leer o inventar cuentos, cantar, adivinar acertijos o simplemente platicar con alguien más. Por ejemplo:

 

Bebés menores de 1 año: juego interactivo en el piso o en posición boca abajo, al menos 30 minutos (distribuidos durante todo el día). Evitar que estén más de una hora sentados en la carriola o en la silla del coche. Evita mostrarle pantallas. Cuida que duerma (incluidas las siestas) entre 14 y 17 horas (0 a 3 meses de edad) ó 12 a 16 horas (4 a 11 meses de edad) al día.

 

Niños de 1 a 2 años: Realizar actividad física durante 180 minutos (a lo largo del día). Cambia el tiempo de TV o pantallas por lecturas, cuentos o juegos que estimulen su motricidad fina. Debe dormir entre 11 y 14 horas, incluidas las siestas, así como mantener horarios regulares para dormir y despertarse.

 

Niños de 3 a 4 años de edad: Realizar actividad física durante 180 minutos (a lo largo del día), de los cuales al menos 60 minutos deben ser de intensidad moderada a vigorosa. El tiempo en pantalla debe ser menor a una hora o cambiarlo por otras actividades como lecturas. Debería tener entre 10 y 13 horas de sueño de buena calidad, con horarios regulares para dormir y despertarse.

 

¡Haz que aprovechen la tecnología con una buena estrategia!

La tecnología puede convertirse en una aliada cuando se usa adecuadamente y responsablemente, y eso es justo lo que debes enseñarle a tus hijos, porque de lo contrario puede reemplazar la interacción con los demás, el tiempo para la familia, el juego al aire libre, el ejercicio y un buen descanso.

 

Por eso, la American Academy of Pediatrics (AAP) sugiere que existan límites en el uso de la tecnología, no sólo en el tiempo sino en la forma de verlo; por ejemplo, en lugar de dejar solos a tus hijos, acompáñalos para ver las cosas e interactuar al compartir sus puntos de vista sobre lo que ven.

 

Finalmente, sé un buen ejemplo, es decir, libérate de la tecnología mientras estás con tus hijos, deja a un lado tu celular e interactúa con ellos. También crea zonas o momentos libres de tecnología: durante la comida o antes de ir a dormir.

 

Fuente: OMS, HealthyChildren, Mayo Clinic

 

Consuelo Hernández

Mié, 05/29/2019 - 08:09
Publicidad
Publicidad
Publicidad