Publicidad

La hipersexualización en las niñas puede afectar su autoestima 

Consejos
Foto IG: annittazalmeron
Foto IG: annittazalmeron

Cada día vemos más mensajes sexualizados en la sociedad, lo que está afectando cómo se perciben las niñas a sí mismas desde muy temprana edad. La hipersexualización puede provocar problemas de autoestima en ellas y una niñez muy frágil. 

 

¿Qué es la hipersexualización? Es enfatizar el valor sexual de una persona por encima de cualquier otra cosa, por su apariencia, es decir, cuanto más deseable sea, más valor tendrá. 

 

Esta tendencia de darle un valor a lo superficial, está llegando cada vez a niñas más pequeñas, lo que pone en riesgo la infancia, pues asumen patrones y valores que no les corresponden y que no son naturales. Una niña no tendría por qué maquillarse para que los demás la vean y sea aceptada, tampoco vestirse de forma provocativa ni mucho menos tomar actitudes que no van con su edad. 

 

Mucho de esto se debe a la publicidad, las redes sociales y los medios que cada día mandan mensajes donde el erotismo es la clave del éxito y trae grandes beneficios sociales, lo cual no es cierto. 

 

Cuando esta tendencia llega a la infancia, puede terminar con ella, con la espontaneidad, el disfrute y la creatividad, así como transformar fuertemente la creencia que tiene los niños de sí mismos. 

 

Esto puede comenzar desde antes de los 10 años y afecta el desarrollo natural de crecimiento. Estar rodeadas de contenidos sexys aporta una falsa creencia de madurez, trae problemas de seguridad por el afán de buscar una figura específica y una belleza que no existe, lo que afecta el autoestima. 

 

El cuidado de la imagen es sano e importante, pero hay que evitar que la apariencia se torne de forma sexual, pues los niños y las niñas no están física, emocional ni psicológicamente preparados para esto. 

 

Debemos evitar que las niñas se conviertan en un objeto sexual. ¿Cómo lo logramos? No exponiéndolas a estos mensajes, cuidando que el juego del maquillaje se mantenga como un juego y no como una herramienta para gustar a los demás, teniendo cuidado con el tipo de ropa que usan, no dándoles un celular con acceso a redes sociales y preservando la infancia lo más que se pueda. 

 

Fuente: Asociación Americana de Psicología 

Silvia Ruiz

Sáb, 08/17/2019 - 12:44
Publicidad
Publicidad
Publicidad