7 cosas que jamás debes prohibir a tu hijo

Consejos
Foto: IG @elybazan
Foto: IG @elybazan

Poner límites a los niños es necesario para que aprendan a adaptarse a la sociedad y relacionarse con los demás; gracias a estos saben qué pueden o no hacer y cómo deben comportarse.

 

Los límites hacen que los niños se sientan seguros, siempre y cuando sean claros, firmes y constantes. Sin embargo, como en todos los casos existen las excepciones, es decir, hay cosas que jamás debes prohibirle a tu hijo, porque son parte importante de su desarrollo y aprendizaje, como las siguientes:

 

1. Equivocarse

Todo ser humano puede cometer errores, es parte importante de su aprendizaje y crecimiento. Obvio, los niños suelen equivocarse muy seguido, y tú como papá o mamá debes guiarlo de forma respetuosa; cambia los gritos y regaños con explicaciones.

 

2. Llorar

Deja que expresen sus emociones, si quiere o tiene la necesidad de derramar lágrimas, dale su espacio. Si le prohibes que llore, lo único que hará el niño es reprimir sus emociones, evitará mostrarlas y no aprenderá a manejarlas.

 

3. Expresar su punto de vista

Recuerda que tu hijo también es parte de la familia y tiene derecho a expresar lo que siente y piensa. Si tu pequeño no quiere hacer algo que le estás pidiendo, pregunta la razón, y dile por qué es importante para ti que lo haga.

 

4. Ser inquieto

Antes que nada recuerda que es un niño, obvio, quiere conocer el mundo, y eso significa correr, saltar, trepar, reír con diferentes intensidades, gritar… ser feliz. Así que no le prohibas algo que necesita, mejor guíalo y muéstrale cuándo debe comportarse mejor.

 

5. Darle mayor independencia al comer

Con el pretexto de que se manchará o no sabe agarrar los cubiertos, muchos papás les dan de comer a los hijos, pero esa sobreprotección sólo los dañará. Deja que se ensucien y descubran las diferentes texturas.

 

6. Demostrar miedo

Es normal que un niño sienta miedo, ya sea a lo desconocido, a treparse al árbol o a mil cosas más, pero lo importante es que no lo critiques o avergüences, ni lo etiquetes, mejor ayúdalo a entender el porqué de ese miedo.

 

7. Preguntar todo

Tal vez sea desesperante que cada segundo te pregunte: “¿y por qué? aunque ya conozca la respuesta, pero para él es una forma de comunicación y aprendizaje, así que evita decirles que se calle o de plano no darle una respuesta.

 

¿Cómo poner límites respetuosos?

 

De acuerdo con investigaciones de la University of Minessota Extension, debes elegir muy bien los límites que consideres necesarios para tus hijos como aquellos que sirven para protegerlos de algún daño físico o psicológico.

 

Una vez que hayas elegido, debes establecerlos de forma clara, positiva, consistente, porque eso les ayudará a confiar, además, les brindarán la seguridad y orientación que necesitan en la infancia.

 

Recuerda que una vez que se establece un límite, el niño debe saber cuándo se aplica, es decir, si será una vez, parte del tiempo o todo el tiempo. 

 

Fuente: Psicología para niños y University of Minessota Extension

Consuelo Hernandez
Última actualización: Mié, 07/24/2019 - 07:19