5 consejos para que tu bebé duerma como ángel (que sí funcionan)

5 consejos para que tu bebé duerma como ángel (que sí funcionan)

Consejos
Foto: IG @elybazan
Foto: IG @elybazan

Seguramente ya ni cuentas las noches que has tenido que mantenerte despierta para arrullar o consolar al bebé; y tal vez, al ver las ojeras que predominan en tu cara,  te han dicho que aproveches el tiempo en que él duerme para descansar y dormir… pero, lo primero que viene a tu cabeza es: ¡díganme cómo dormirlo, por favor!

 

Es normal que el cansancio de los primeros días bloqueen tu mente, y, por ende, ya no se te ocurra qué más hacer para que el bebé adopte una rutina que le ayude a dormir más tiempo durante la noche, para que así puedas descansar por lo menos tres horas seguidas, antes de que vuelva a pedir la siguiente toma de leche.

 

Si este es tu caso o solo quieres mejorar la calidad de sueño de tu pequeño, la organización Healthy Children ofrece algunos consejos prácticos para que dormir a tu bebé no se convierta en una pesadilla.

 

1. Usar ruido blanco. Se trata de sonidos suaves que tienen un ritmo constante y relajante como las olas del mar, el latido de corazón, cascadas, lluvia, el ruido de la secadora de cabello o el que hace el radio cuando no está bien sintonizado.

 

2. Duración de las siestas. Lo ideal es que duren 45 minutos. También,  procura que tu hijo pase 90 minutos despierto entre cada siesta los primeros seis meses, y ve aumentando el tiempo sin dormir por múltiplos de 90. Recuerda que los bebés, generalmente, se despiertan y duermen muy temprano.

 

3. Crear una rutina. una rutina de sueño larga y constante relaja mucho. 20 minutos antes de irse a dormir empieza a relajar al pequeño con actividades tranquilas y sin mucho ruido. Incluso, puedes darle un baño relajante o cantarle canciones de cuna en un lugar con luz muy tenue. Pon música suave, mécelo, puedes aromatizar tu casa con olores relajantes.

 

4. Dar un masaje relajante en todo el cuerpo. Ayuda a que el pequeño se relaje y adquiera patrones de sueño más maduros. Incluso, aumenta la producción de melatonina, que es una hormona que favorece el sueño.

 

5. Darle leche materna. Cuando un bebé está satisfecho es más probable que duerma plácidamente. Además, el efecto de succionar tiene un efecto calmante, porque eleva los niveles de oxitocina, la hormona del bienestar.

 

Otro beneficio de la lactancia es el contacto de piel a piel que se tiene con el bebé. Esto favorece un estado de relajación que le permitirá dormir por más tiempo.

 

También puedes poner en práctica es el colecho, cuando los bebés duermen en la misma habitación que los padres se sienten más seguros y relajados.

 

Es importante que identifiques las señales tempranas de sueño de tu bebé, para que puedas acurrucarlo y dormirlo de una forma más efectiva: succión lenta, ojos no enfocados, pierde la atención del juego, movimientos lentos y bostezo. En cambio, si dejas que pase tiempo, seguramente tu hijo empezará a tallarse los ojos, jalarse el pelo o las orejas, estará irritable y llorará.

 

Intenta probar estos consejos para dormir a tu bebé antes de que te invada el estrés o la desesperación. Recuerda que puedes contagiar tus emociones y mientras más tranquila estés, tu pequeño también lo estará. 

 

Consuelo Hernandez
Última actualización: Mié, 05/02/2018 - 18:06
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz