7 señales para identificar si a tu hijo "quisquilloso" le hacen falta nutrientes

7 señales para identificar si a tu hijo "quisquilloso" le hacen falta nutrientes

Vida de mamá

Hay veces que los niños son expertos en comer el mismo platillo siete veces a la semana y ¡no se aburren!, y hay otros  (que llamamos “quisquillosos, melindrosos o remilgosos”) que examinan todo lo que se comerán y si encuentran algo que no les gusta, simplemente lo rechazan.
 
Ante esta situación, los papás nos preocupamos de que no estén ingiriendo la cantidad correcta de nutrientes que necesita para su desarrollo, y por ende, tengan problemas de salud.

 mama

Instagram/lu_mulloy

​Así que una forma de averiguar que tiene una falta de nutrientes o que algo no anda bien en su alimentación es observarlos y detectar cualquiera de estas señales:
 
1. Cansancio, somnolencia o depresión
 
Siempre se dice que un niño sano tiene una energía inagotable. Así que si nuestros hijos prefieren quedarse a ver televisión, dormir o evitar cualquier actividad física, es porque podría tener una deficiencia de hierro.
 
2. Falta de concentración o problemas de aprendizaje
 
La deficiencia de zinc está relacionada con el déficit de atención. Si tu hijo no ingiere suficiente carne, vegetales, frijoles o granos integrales, lo más probable es que no logre enfocar su atención.
 
3. Piel seca
 
La falta de vitaminas se refleja en la piel, tanto en la textura como en el color, ya que se puede tornar un poco amarilla y pálida. Tal vez le falte hidratación o más ingesta de ácidos grasos esenciales, vitaminas A, E y D, potasio.
 
4. Pérdida de peso
 
Es una señal inequívoca de que algo está pasando con el pequeño como una mal nutrición, malabsorción de nutrientes o problemas de salud.
 
5. Estreñimiento
 
Cuando nuestro hijo come solo unos cuantos alimentos, es normal que le falten nutrientes como la fibra, la cual ayuda a que su intestino trabaje correctamente.
 
6. Irritabilidad
 
Si el niño se la pasa de mal humor, tiene  cambios de humor repentinos, llora sin razón o está ansioso, puede que le hagan falta nutrientes o no esté comiendo adecuadamente.
 
7. Retraso en el crecimiento
Una falta de nutrientes o una mala alimentación se refleja cuando el niño no tiene una estatura y talla adecuadas para su edad.
 
Aunque un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition revela que los niños quisquillosos no siempre tienen deficiencias nutricionales si se les controla el consumo de azúcar; sin embargo, suelen tener bajos niveles (pero no alarmantes) de caroteno, hierro y zinc.

​Fuente: The American Journal of Clinical Nutrition

webmaster
Última actualización: Jue, 02/08/2018 - 10:36