Publicidad

Un día tu hija va a llegar hablando de feminismo y queda prohibido espantarse.

Vida de mamá
Foto: IG  @justy_olive
Foto: IG @justy_olive

Lo sé, para todas las que no están muy familiarizadas con el concepto “feminismo” puede sonar de primera algo fuerte, pero queremos explicarte qué es y por qué debe ser parte de la educación de todos los niños; después de todo, este es un tema con casi tres siglos de existencia y constante evolución.

 

Primero que nada, debes saber que esto es algo que no sólo nos incumbe a mujeres y niñas, sino también a hombres y niños.

 

En palabras de Margarita Mantilla Chávez, socióloga feminista, maestra en estudios de la mujer por la UAM-X, especialista en temas sobre las clases medias, el espacio urbano y la maternidad en México, con perspectiva feminista, el feminismo “no es un grupo radical que busca dividir o fomentar el odio hacia el género masculino, sino que es un movimiento político y social que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo, en contra de la opresión, la violencia sexual, subordinación y explotación, que busca condiciones de igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres en relación con los hombres, así como condiciones sociales justas para ambos sectores.”

 

Sabiendo esto y reconociendo nuestro contexto social, un México en el que la violencia, en sus distintos niveles, está normalizada, debemos poner manos a la obra con nuestros hijos. 

 

Aunque para algunas pueda sonar algo irrisorio y obvio, aquí van algunos puntos básicos que nuestros hijos deben saber:

 

  1. Hombres y mujeres podemos estudiar y ejercer la profesión que queramos.

  2. Ser mujer no es sinónimo de tener hijos y casarse. Si eres mujer y decides no tenerlos y/o no casarte, está totalmente bien. 

  3. Ninguno de ambos géneros es mejor, o más inteligente o más poderoso, o más hábil o más importante. Si aprendemos a convivir con nuestros puntos en común, así como con nuestras diferencias específicas, lograremos vivir en una sociedad más cercana a la paz.

  4. Las responsabilidades que conlleva tener una familia, deben ser repartidas por igual. Mamá puede trabajar y cambiar pañales, así como papá puede trabajar y preparar comida.

  5. Si bien se tiene la idea de que el hombre representa el lado racional y lógico y la mujer el lado compasivo y sentimental, debemos entender que esto es sólo una generalidad, no una regla.

  6. El feminismo no significa odiar al género masculino, todo lo contrario. Habla de la inclusión de ambos géneros y de la equidad de derechos y obligaciones.

 

Si quieres ahondar más en este tema, te recomendamos algunos escritos:

  • “El Segundo Sexo”, Simone de Beauvoir.

  • “Sobre cultura femenina”, Rosario Castellanos


 

“Triunfo sería educar a nuestras hijas de otro modo, respetándoles la frescura, las emociones, el valor, las fantasías, la certidumbre de que no son distintas, ni mucho menos, inferiores a los hombres.” (A. Mastretta, 1987)

 

https://www.milenio.com/cultura/feminismo-en-mexico-como-se-origino-el-…

Naran Xadul

Jue, 09/19/2019 - 09:18
Publicidad
Publicidad
Publicidad