A ti, que tienes a tu bebé en una incubadora 

A ti, que tienes a tu bebé en una incubadora 

Vida de mamá
Foto IG: missylaneous_
Foto IG: missylaneous_

 

Y a todas las mamás que están sentadas en la sala de cuidados para bebés prematuros en un hospital...

 

Sé que esto no es lo que te imaginabas al dar a luz. Ver a tu bebé rodeado de máquinas, cables, vendas; tener que irte del hospital con las manos vacías pero dejando todo tu ser, tu corazón y tu esperanza en una pequeña sala. 

 

Quiero decirte que eres la mujer más fuerte, porque tu bebé te necesita. Necesita tus caricias y tu calor, necesita escuchar tu voz, aún cuando hay un cristal que los separa.  

 

Te necesita para celebrar sus victorias, no importa lo pequeñas que sean. 

 

Ser mamá de un bebé prematuro, es desgastante, no solo física, emocionalmente es algo muy fuerte. Y mientras tú te estás recuperando, tu bebé está luchando por su vida. No hay días en los que no estés ahí, adaptándote a cuidarlo de la forma que jamás te imaginaste, a alimentarlo.

 

Cuando sientas que la unidad de neonatos es tu segunda casa y las enfermeras y doctores ya son parte de tu familia, ten esto en mente: tu bebé es muy resiliente, se está adaptando a cada cambio que está viviendo y lo está haciendo como todo un guerrero, al igual que tú. 

 

Eres una mamá de un bebé prematuro, puedes con esto y más. 

 

Texto inspirado en un video de Motherly.

Silvia Ruiz
Última actualización: Lun, 10/01/2018 - 09:41
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz