Tener una hija es más caro que ser mamá de un niño, según estudio

Tener una hija es más caro que ser mamá de un niño, según estudio

Vida de mamá
Foto: IG @soymamarula
Foto: IG @soymamarula

En cuanto te enteras que estás embarazada ves cualquier cosa y quieres comprarlo, sea para la o para el... bebé; pero, no podrás negar que  las cosas de niñas son las que atraen más las miradas y derriten el corazón.

 

Tal vez por eso dicen que tener una hija es más caro que ser mamá de un niño, aunque realmente esto no es broma o frase al azar: un estudio de la Asociación Brasileña de Educadores Financieros (Abefin) revela que efectivamente las niñas pueden ser hasta un 30% más caras para los papás que los hijos varones.

 

Reinaldo Domingos, presidente de Abefin, aclara que existe un extenso surtido de productos para niñas que no se compara con el que va dirigido a los varones. Por esta razón asegura que puede ser hasta un tercio más caro su cuidado.

 

Esto se debe al “efecto Cenicienta”,  es decir, no sólo pagas por los artículos básicos para tu hija, sino que vas más allá para el cuidado del cabello, uñas, higiene, accesorios, etcétera.

 

Foto: IG @soymamarula

Foto: IG @soymamarula

 

Por ejemplo, algunos padres dicen que un niño es “más fácil” respecto a los cuidados personales; los cortes de cabello permiten una “pasada” de peine y listo, quedan muy bien. En cambio, las niñas tienen que tener más cuidado con su cabello, no sólo en corte sino en peinados y eso significa moños, productos especiales, etcétera.

 

La ropa no es excepción. Aunque, por supuesto, hay ropa hermosa para niños, los vestidos, mallas, blusas y demás cosas para niñas hacen que las mamás no duden en gastar más por algo con lo que ya imaginaron a sus hijas –incluso visualizaron el peinado y el lugar donde se lo pondrán–.

 

Especialistas de Abefin señalan que no solo es cuestión de ropa o accesorios, porque también los juguetes suelen ser más caros que los destinados a niños. Basta con que saquen una muñeca de otro color o con otro tipo de ropa para que “la necesiten”.

 

“A veces pasa que los objetos para niñas son más caros que los de los varones, incluso si son parecidos; es decir, con que sólo cambien de color”, señalan.

 

Además, no podrás negar que una pequeña sonrisa, un cierre de ojo y un gran abrazo son suficientes para que quieras comprarle todo lo que ves a su alrededor.

 

Fuente: Steemit

Consuelo Hernandez
Última actualización: Mar, 09/11/2018 - 06:12