Spa con guardería. La nueva tendencia que necesito YA en mi vida (y en la de mis amigas)

Vida de mamá
Foto IG: carlyamcdonagh
Foto IG: carlyamcdonagh

¿Te imaginas dejar a tu hijo en una clase de música, arte o estimulación mientras tú tomas un baño en una tina, recibes un masaje o duermes una siesta? Esto ya es una realidad en Los Ángeles, California, y nos urge que llegue algo así a México y Latinoamérica.

 

En el día a día es muy difícil que los papás nos relajemos, vivimos con mucho estrés por el tráfico y las actividades con los niños, y difícilmente pensamos en ir a que nos den un masaje.  

 

De las siestas ni hablamos, parece algo que jamás regresará, al menos no en los próximos 15 años, y para cuando terminamos nuestras labores de mamás, ningún lugar está abierto en la ciudad como para ir a que te consientan.

 

Sin embargo en Los Ángeles, una mujer puso a todas las mamás antes que todos lo demás y creó un spa con ludoteca para que pudieran ir sin preocuparse de dónde dejar a los niños y consentirse sin culpas.

 

Hay desde masajes prenatales, hasta salas de siesta completamente aisladas, bañeras, o pequeños cuartos para hacer lo que quieras, como ver tu Instagram por 15 minutos seguidos, mientras los niños están jugando o en alguna clase con niñeras.

 

Algo así como dejarlo con tu marido pero con todo y tu cel para que no te llame a los 5 minutos, solo que aquí no te molestan para nada a menos que sea algo de vida o muerte.

 

La filosofía de este lugar, con la que coincidimos completamente, es que una mujer relajada que se cuida a sí misma, se procura y hace cosas para ella, será una mejor mamá, mejor esposa, y vivirá menos estresada.

 

Hay varias cosas que podemos hacer por nosotras sin tener este tipo de spa cerca. Por ejemplo, tomarnos un día para descansar, salir a caminar, ir por un masaje o hacernos las uñas, pide un día en el trabajo para ti, lleva a los niños a la escuela y dedícate esa mañana a tu bienestar.

 

Si está muy complicado en tu trabajo, pídele a tu suegra, hermana, mamá o esposo que un sábado se hagan cargo de los niños mientras haces lo que tú quieras con tu tiempo libre, no tengas pena de pedir algo que necesitas, aunque sientas que es muy superficial o no es importante, créeme, sí lo es.

 

¿Cuándo fue la última vez que tomaste al menos una hora para hacer algo para ti que te hiciera sentir consentida?

 

Silvia Ruiz
Última actualización: Jue, 05/16/2019 - 15:02
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz