Lo que más le duele a los niños es la separación 

Vida de mamá
Foto IG: taniariveral
Foto IG: taniariveral

No la separación de los padres por un divorcio, sino de alejarse de ellos, como cuando se quedan en la guardería o bajo el cuidado de alguien más. 

 

Esto se conoce como angustia de separación y sucede a partir de los 8 meses de edad. De acuerdo con estudios neurofisiológicos, las zonas del cerebro que se activan cuando siente dolor físico son las mismas que se activan por la separación, por lo que al bebé le duele de verdad. 

 

A esta edad los bebés son conscientes de que ya no son parte de mamá, que son independientes y que mamá es otra persona diferente, por lo que se sienten también más vulnerables e indefensos sin su madre. 

 

Desde su nacimiento, los bebés se sienten uno mismo con mamá, como cuando estaban en el útero, es a esta edad cuando comienzan a sentir el abandono y la soledad, la cual puede llegar a ser insoportable. 

 

Esta angustia de separación también se refleja en otras cosas, por ejemplo en que sólo quieren estar pegados a ti, en su forma de gatear tan rápido detrás tuyo cuando te alejas, en el llanto incontrolable cuando entras al baño, e incluso si está dormido y siente que te vas. 

 

No se trata de mamitis, tampoco está embracilado, esto no existe, esto se trata de una nueva etapa, una que lo llevará a dar un gran paso y es por eso que necesita sentirse más seguro que nunca. 

 

Tu bebé a partir de ahora dará pasos agigantados, avanzará de una manera que no te imaginas y esto sólo es positivo. 

 

Esta angustia de separación le permitirá verse de una forma independiente, percibirse como una persona, eso no es lo que le duele, lo que le duele es la incertidumbre de no saber a dónde vas, si vas a regresar, por eso su instinto le dice que no debe alejarse. Y es probable que tú sientas lo mismo que él, solo que con todas la cosas que tienes que hacer y la presión de otras personas, no te das cuenta de tus sentimientos. 

 

No te presiones, esta etapa pasará, pero no dejes de apoyarlo con todo tu amor, darle tiempo de calidad si es que tienes que dejarlo en la guardería o al cuidado de otra persona, y platicarle siempre que regresarás. 

 

Inspirado en el texto original del Dr. Alberto Estrada Retes

Silvia Ruiz
Última actualización: Jue, 10/03/2019 - 16:04