Lo que debemos tomar en cuenta para este cierre de ciclo en pandemia 

Vida de mamá
Foto IG: lamamadelbebe
Foto IG: lamamadelbebe

Por fin le estamos viendo el fin a las clases, a las mañanas en la computadora y a las tareas interminables que nos ha dado esta pandemia. 

 

Pero aún en estas últimas semanas, podemos cerrar el ciclo escolar con una mejor perspectiva, relajarnos y por supuesto, hacer lo mismo con nuestros hijos. 

 

A todas las que estamos volviéndonos locas con las clases:  

 

La Secretaría de Educación Pública y los colegios privados harán cursos de regularización una vez que todo vuelva a la normalidad, y niveralarán el aprendizaje de cada nivel. 

 

Si los alumnos de Harvard tuvieron que tomar un tiempo fuera de clases, tú también puedes relajarte respecto a tus hijos, pues aunque estuvieran haciendo un doctorado, no vale la pena poner en riesgo la relación más importante que tienen, ustedes. 

 

Piensa en lo que tus hijos recordarán de este momento, tal vez recuerden que tuvieron clases en la computadora, que extrañaban muchísimo a sus amigos y que su mamá gritaba todos los días. 

 

No sobre exijas a tu hijo a aprender nuevas cosas, ni habilidades, ni más ejercicio, ni música, ni nada, no es sano, si puede seguir reforzando lo que ya sabía está perfecto. Creeme, nadie te pedirá cuentas de lo que hicieron o no en esta pandemia. 

 

Si en este momento ya no puedes entregar las tareas de música y artes marciales, concéntrate en aquellas materias que son más importantes, como español o matemáticas y trata de que lo que se espera en este grado sea lo que tu hijo aprenda, como comprensión de lectura o sumar. 

 

Si tu hijo de 1, 2 o 3 años está tomando clases en línea todavía a estas alturas, no es necesario. Los niños a esta edad necesitan saltar, jugar, construir, dibujar, inventar, esto es su aprendizaje más importante. 

 

No te dejes llevar por las opiniones y la competencia de otros papás, lo que hagan los demás no define el esfuerzo que tú pones en tus hijos y si mandan todas las fotos al grupo de papás, bórralas y no te enganches, es más si te da paz mental, silencia ese grupo. 

 

Y en cuanto a ti, si te está siendo difícil seguir un ritmo en el día a día, también lo está siendo para ellos, busca que las actividades básicas sean tu prioridad, como comer y descansar. 

 

Procura hacer cosas que te hagan sentir tranquila, duerme siestas, deja que tus hijos se mojen, ve la tele, pinten una pared, hagan videos, dibujen, salgan a dar paseos a la calle, llamen a su familia por horas. 

 

Y elige tus batallas, piensa que vale más la pena mantener un ambiente tranquilo a pelear por que la ropa está mal acomodada o tu hijo no puede terminar las 8 mil tareas que le dejaron. 

 

Por Silvia Ruiz
Mié, 06/10/2020 - 20:53