El secreto para que una pareja dure más es embriagarse juntos. Según estudio

Vida de mamá
Foto IG: sheridaningalls
Foto IG: sheridaningalls

Aunque el alcohol también es el culpable de muchos rompimientos y divorcios, de acuerdo con un estudio, las parejas que toman vino juntos y lo disfrutan, tienen una vida más feliz. 

 

Al parecer se trata de compartir y no de los efectos del alcohol, esto se descubrió después de que un grupo de investigadores analizó a 4 mil 864 parejas casadas, entre las que había matrimonios de más de 30 años. 

 

El objetivo era descubrir cómo afectaba el alcohol las relaciones por lo que se les preguntó la frecuencia con la que ingerían bebidas y la cantidad aproximada. El resultado fue revelador pues las parejas donde ambos se embriagaban eran más felices que aquellas donde solo una persona lo hacía, sin importar las veces que lo hacían o la cantidad que tomaran.

 

Y tiene mucho sentido, porque las parejas que no tomaban, también estaban más felices. ¿El secreto? Compartir y hacer cosas juntos.

 

El estudio publicado en 2016 en la revista médica de la Sociedad Americana de Gerontología, advierte que el exceso no da más felicidad, al contrario, pues la finalidad de tomar juntos es disfrutar los efectos del alcohol en un nivel donde ambos estén conscientes conviviendo. Todos sabemos que cuando se toma de más nada bueno puede pasar. 

 

En conclusión los investigadores señalaron que las parejas con más probabilidades de llevar una vida feliz son aquellas que tienen una vida social compatible, es por eso que los que no toman alcohol también son igual de felices que los que sí lo hacen, pero juntos. 

 

Fuente: The Gerontological Society of America 

 

Silvia Ruiz
Última actualización: Lun, 07/08/2019 - 20:47
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz