Ahora que tengo un bebé de nuevo, extraño mucho a mi primer hijo 

Vida de mamá
Foto IG: mamakish
Foto IG: mamakish

Desde el día que llegamos a casa del hospital con nuevo bebé he extrañado como nunca a mi otro hijo. Nuestra rutina ha cambiado casi por completo y aunque trato de hacer las mismas cosas con él, como ponerle su pijama y acurrucarnos juntos para dormir, ahora pasa más tiempo con papá. 

 

Nadie te cuenta estas cosas, nadie te dice que el día que tengas otro hijo vas a extrañar echarte al suelo a jugar con el mayor durante la cuarentena, que sentirás que se te apachurra el corazón cuando te diga que tú te quedes con el bebé. 

 

Y es que tener otro significa dividirte como papá de vez en cuando, especialmente los primeros meses. Ir al parque significa que alguno se quedará en casa con el recién nacido y casi siempre seremos nosotras. 

 

Pasas de ser la compañera de juegos perfecta a ser la que ya no quiere jugar, porque ellos no entienden que te duele todo, que estás cansada, que tus senos están más hinchados que una vaca y que mueres de ganas de hacerlo pero no puedes por ahora, y lo toman como que ya no quieres. 

 

Y tú comienzas a verlo más grande, como si sus 3 o 4 añitos hubieran pasado en una semana, y empiezas a extrañar las cosas más simples de su día a día, como abrazarlo, bailar juntos, armar casitas, sacar todos los juguetes y volver a recogerlos, hasta llevarlo a la escuela o bañarlo. 

 

Ves fotos de la última vez que fueron al zoológico como si ya no pudieras hacerlo de nuevo, y aunque por dentro sabes que sólo serán unas semanas, la realidad es que lo extrañas con todo tu corazón. 

 

Además, el hecho de que ahora papá sea el favorito y quiera ir con él a todos lados, te hace sentir un poquito celosa, pero también feliz de que están pasando tiempo juntos. Sin embargo sabes que no quieres esa posición en su vida, nunca. No quieres estar a un lado cuando puedes ser parte activa de todas sus aventuras y memorias. 

 

Así que mientras te recuperas y alimentas a tu nuevo bebé, recuerda que esta transición pasará y será muy buena al final, que podrán tener nuevos recuerdos siendo una familia más grande, y que siempre puedes volver a tener momentos a solas con tu hijo mayor, de hecho los necesitarás tanto como él, por eso deben ser una prioridad ahora que llegó un hermanito. 

 

Y te darás cuenta que el amor y el lazo que tienen sigue ahí, más fuerte que nunca. 

 

Silvia Ruiz
Última actualización: Mar, 09/17/2019 - 09:26
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz