5 mitos sobre crianza que se creían antes y que ahora los especialistas piden que no los hagas más

5 mitos sobre crianza que se creían antes y que ahora los especialistas piden que no los hagas más

Vida de mamá
Foto: IG @native_mamma
Foto: IG @native_mamma

Una vez que nace tu bebé notarás que los consejos para criarlo llegan como una lluvia torrencial; todos tienen una opinión para que “hagas mejor tu labor de mamá”; sin embargo, los especialistas piden que hagas caso omiso, pues la mayoría se trata de mitos que más que ayudarte, pueden ser contraproducentes para ti y tu bebé.

 

Aquí los mitos más escuchados:

 

1. Sólo debes limpiar con agua la piel del bebé 

Falso. Si bien es cierto que la piel de bebé es más sensible y delgada que la de un adulto, también se necesitan otros productos de limpieza que ayuden a cuidar y proteger su barrera cutánea. 

Incluso, la guía de la Asociación Americana de Salud de la Mujer, Obstetricia y Enfermería Neonatal (AWHONN) señala que el agua elimina 65% de la suciedad de la piel, por lo que se necesitan limpiadores suaves con un ph neutro como los que puedes encontrar en Aquí

 

2. Debes abrigar en exceso a tu hijo para que no se enferme

Es falso, sólo ocasionarás que se desespere y que se sobre caliente. Especialistas del Stanford Children’s Health revelan que un bebé regula su propia temperatura y se adapta a la temperatura ambiental como tú, así que no necesita estar todo el tiempo vestido como si fuera al Himalaya. 

 

En el caso de los bebés menores a un año que aún están en proceso de regular su temperatura, es suficiente que tengan una capa más que tú. Sobrecalentar a los bebés es, inclusive, de los factores que se recomienda evitar para prevenir la muerte de cuna. 

 

3. Sólo necesitas lavar con agua y jabón los biberones del bebé

Falso. En el caso de los bebés alimentados con fórmula, lava los biberones con agua y jabón después de cada uso, pero también tienes que esterilizarlos. Recuerda que aún se está desarrollando el sistema inmune de tu bebé, por lo que es vulnerable.

 

Al esterilizar los biberones eliminas cualquier rastro de virus, bacterias, parásitos y hongos. Además, ahora es más fácil hacerlo con los nuevos esterilizadores eléctricos que puedes encontrar en Liverpool.

 

4. Dejarlo llorar fortalece sus pulmones

Falso. Hace algunas décadas se acostumbraba a dejar llorar a los bebés para fortalecer los pulmones, pero la neurociencia revela que esto sólo incrementa los niveles de cortisol (la hormona del estrés) en los bebés, lo que puede tener repercusiones en el sistema inmune, en el aprendizaje, en la autoestima y en el desarrollo socio-emocional del bebé a corto, mediano y largo plazo.

Lo mejor es leer, interpretar y responder, o consolar al bebé para que permanezca tranquilo y estable emocionalmente. Recuerda que el llanto es un medio de comunicación de necesidades para el bebé. 

 

5. Debes hacer que duerma solo en su habitación lo más pronto posible

Falso. Por seguridad, los bebés deben compartir la habitación con sus padres al menos los primeros 6 meses de vida. Además, cuando practicas colecho, duermen y descansan más tanto tú como tu hijo, se facilita la lactancia, se desarrolla un vínculo más fuerte y reduces los niveles de estrés en tu hijo.

Aunque parezca increíble, los niños que duermen con sus papás durante los primeros años son más independientes en un futuro cercano.

 

Al mencionar colecho no significa que deban dormir directamente en la cama contigo, existen algunas cunas colecho que puedes poner pegadas a tu cama y asegurarte de que los dos duermen de forma segura, como las que encuentras aquí.

 

Es importante que no te dejes llevar por los consejos o advertencias de alguien más; sí, tal vez provengan de familiares que quieren lo mejor para ti y para tu bebé, pero no siempre son los correctos, así que infórmate, lee artículos de fuentes confiables o bien con especialistas en desarrollo que conozca el tema.

Naran Xadul
Última actualización: Jue, 02/28/2019 - 09:53
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz