Cómo conectar con tu bebé desde el alma 

Recién nacido
Foto IG: senaenelson
Foto IG: senaenelson

Conectar con tu bebé es algo que desde el primer día que te lo ponen en brazos quieres hacer. 

 

Recuerdo que buscaba insaciablemente que mi hija me diera una sola mirada como las que le daba a su papá a los días de nacida. Pensaba en mis adentros que no me quería, que tal vez yo no le llamaba la atención y sentía que eso no estaba ni cerca de la conexión que tenía que tener con mi bebé. 

 

Después comprendí que mucho eran mis hormonas, los miedos de tener un recién nacido en casa y la presión por crear la mágica conexión, -que se trata de muchas cosas, no solamente de si tu hijo te ve a los ojos y que se va dando con el tiempo, así como con nuestras acciones-. 

 

La conexión se va formando con cada abrazo que les damos cuando están llorando, con la forma en la que atendemos sus llantos, los alimentamos, y hasta les ponemos límites, esto hace que la relación sea más fuerte, de calidad y muy positiva para todos. 

 

Para lograrlo no necesitas recetas mágicas, sólo tienes que tratar a tu bebé como una persona, y esto es entender que tiene necesidades, que tiene gustos, que puede decidir incluso a las semanas de haber nacido, y en la medida que respetemos eso, con los límites sanos, la conexión se dará, porque esa es la forma de conocerlo mejor. 

 

Cómo puedes lograrlo: 

 

  • Atiende sus necesidades. Tiene hambre, frío, está sucio, le falta dormir más, quiere salir a pasear, necesita un abrazo, etc. 

  • Habla con tu bebé, pregúntale qué necesita como si fuera una persona, no te lo dirá con palabras pero esta es una forma de comenzar a engancharte con él. 

  • A los toddlers les gusta la autonomía, conectar con ellos es fácil cuando les permites hacer las cosas a su ritmo en ambientes que pueden estar limitados por nosotros. Por ejemplo dejarle que se ponga su vestido favorito o elegir entre dos pijamas para dormir. 

  • Los juegos también son una buena forma de lograrlo, hacer cosas chistosas con ellos y bromas, las cuales disfrutan mucho. 

 

Una vez que te des cuenta de que tu hijo es una persona, con todo y emociones, al igual que los adultos, conectar será como encender un foco en una habitación oscura.

 

Es sencillo, ya que es un trabajo que se hace todos los días como en cualquier relación, que por ser tu hijo puede que se de más fácil, aunque también requiere de esfuerzos. 

 

Fuente: Janet Lansbury 

Silvia Ruiz
Última actualización: Mar, 08/13/2019 - 21:14
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz