Publicidad

5 señales para saber si tu hijo NO tiene un sistema inmune fuerte

Preescolares
Foto: Twenty20
Foto: Twenty20

Es preocupante y estresante cuando los niños se enferman una y otra vez, sobre todo cuando no existe una razón aparente. Pero lo es aún más cuando escuchas comentarios como: “lo que pasa es que tienen las defensas bajas”.

 

Tal vez te preguntes: ¿cómo pueden decir que los niños tienen las defensas bajas?, ¿cómo se dan cuenta? Para saber si tu hijo no tiene un sistema inmune fuerte puedes identificar algunas señales físicas y emocionales.

 

1. Se enferma muy seguido

El sistema inmune es el encargado de proteger al cuerpo de virus, bacterias y microorganismos causantes de infecciones. Si éste se debilita, los niños son más propensos a tener infecciones frecuentes, dentro de las cuales debemos poner mayor atención en sinusitis, neumonías y otitis, así como el uso de antibióticos intravenosos y hospitalizaciones frecuentes. Visita a tu médico para recibir mayor orientación de las mismas. 

 

2. Tardan en sanar las heridas

Cuando un niño tiene un sistema inmune débil, las heridas leves que pudiera hacerse por caídas, tardan en sanar más tiempo de lo normal.

 

3. Cambios en piel y uñas 

Un sistema inmune débil y una nutrición no adecuada causan que los niños tengan uñas quebradizas y se les marquen con mayor facilidad los moretones.

 

4. Bajo peso

Cuando los niños no se encuentran dentro de su curva de crecimiento, es decir, tienen un peso bajo, también puede ser un indicador de que tienen las defensas bajas, además de que la malnutrición afecta directamente en el sistema inmune de tu hijo o hija.

 

5. Tiene sueño y luce sin energía

Los niños con un sistema inmune débil pueden parecer cansados, no quieren hacer nada, sólo quieren estar acostados, están irritables, apáticos y molestos sin causa aparente.

 

¿Qué hacer para fortalecer sus defensas?

 

Existen algunas medidas para ayudar a los niños a que tengan un sistema inmune fuerte y que pueden convertirse en hábitos que se les quedarán de por vida:

 

1. Alimentación balanceada 

Los niños deben consumir diariamente alimentos que cubran sus necesidades nutricionales (vitaminas, minerales, carbohidratos y proteínas) para un desarrollo adecuado y para tener buenas defensas contra los virus y las bacterias.

Entre los micronutrientes que no deben faltar en la nutrición de los niños para fortalecer su respuesta inmune son: zinc, selenio, hierro, cobre, así como vitaminas A, C, D, E, B-12, B-6 y el ácido fólico.

 

Por ejemplo, una buena recomendación es darles desde que inicia su día un vaso de leche diaria, NIDO FortiCrece a la cual además de tener los nutrimentos contenidos de manera natural en la leche está adicionada con vitaminas y minerales como el Zinc, el Hierro, la Vitamina C y la fibra, los cuales que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmune de tu hijo y que tenga un adecuado desarrollo físico y mental en los niños de 6 a 12 años.

 

2. Dormir el tiempo necesario

Los niños necesitan tener cierta cantidad de horas de sueño de acuerdo a su edad, por ejemplo, los que se encuentran en edad escolar tienen que dormir entre 9 y 11 horas diarias. La falta de sueño puede interrumpir la producción de glóbulos blancos.

 

3. Mantenerse en movimiento

El ejercicio le ayuda a liberar endorfinas, las cuales reducen los niveles de estrés. Éste es una de las causas por las que se debilita el sistema inmune.

 

Otras formas de mantener el sistema inmune fuerte es tener buena higiene tanto personal como del entorno que rodea a los niños, así como reducir el contacto con personas enfermas.  

 

Fuente: Dr. Efrén Budar, pediatra

Naran Xadul

Agosto 5
Publicidad
Publicidad
Publicidad