Papá, eres tan importante como mamá 

Papá, eres tan importante como mamá 

Papás
Foto IG: fifo.dad
Foto IG: fifo.dad

 

Porque aunque no llevaste un bebé en tu vientre 9 meses, lo protegiste. 

 

Aunque no sufres achaques, acompañas a mamá, la consientes y entiendes. 

 

Porque aunque tú no tienes que parir, te paras valiente y fuerte para ver nacer a tu hijo, tomas la mano de mamá para alentarla y darle fuerza.

 

Aunque tú no amamantas, compartes las noches de desvelo con mamá los primeros días. 

 

Eres tú, papá, quien se preocupa en silencio por la vida de ambos y trabajas todos los días para darles lo mejor. 

 

Tal vez no te llevas la misma carga con la maternidad, pero te involucras y bañas a tu hijo, le cambias el pañal, lo alimentas si es necesario y hasta eres el experto en sacarle el aire. 

 

Y puede que algunas veces no sepas cómo hacer las cosas, pero las haces, con miedo y con toda la disposición para aprender y dar lo mejor de ti. 

 

Papá, tu eres el experto en abrazar, jugar, bailar y consolar cada que es necesario. 

 

Y aunque tu cuerpo no cambio, tu vida sí lo hizo. 

Silvia Ruiz
Última actualización: Mar, 10/02/2018 - 10:00
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz