A mi esposo, que a veces no entiendes mis momentos conmigo misma, aún te necesito

A mi esposo, que a veces no entiendes mis momentos conmigo misma, aún te necesito

Papás
Foto IG: dicolaaa
Foto IG: dicolaaa

Sé que a veces te parece extraño que busque tener momentos a solas conmigo misma y no contigo, mi esposo. Déjame decirte que es importante para mí, pero también lo eres tú y eso no quiere decir que no te necesito.

 

Sé que a veces parezco fuera de mí, que muchas veces no recuerdo lo que me platicas y que prefiero quedarme en el sillón bordando, leyendo o escribiendo un poco después de que la bebé se durmió en lugar de acostarnos y acurrucarnos.

 

Lo hago porque necesito ese tiempo a solas, en donde nadie me pide nada, en donde puedo ser yo misma y sentir un poquito de la mujer que por ahora siento que está perdida entre el trabajo, la maternidad, las deudas, los trastes sucios, el tráfico para llegar a la escuela, y todas las demás responsabilidades que cayeron de sopetón cuando nos convertimos en papás.

 

Puedo escuchar cuando me pides que me vaya a la cama contigo que tu voz suena un poco desalentadora cuando te digo que estaré un rato más en la sala.

 

Y sé que cuando me dices que prefiero ver mi serie en lugar de platicar, lo haces porque quieres que hagamos cosas cuando la casa ya está en calma, y créeme que cuando te digo que sólo termino ese capítulo y ya, no es porque no quiera estar contigo, porque eso ni siquiera debería estar en duda.

 

Pero es que de verdad me extraño tanto, que esos 5 minutos son los que me ayudan a vivir el día a día, a tener algo para mí, porque aunque estamos juntos en este camino, también sé que tengo que estar bien yo primero para poder darle lo mejor a mi familia.

 

Y en este descubrimiento de mí misma, yo te sigo necesitando como las cosas que haces todos los días por nosotras.

 

Necesito de tus mensajes durante el día porque siempre me hacen sentir especial. Necesito los te amo a mitad de la noche mientras intento volver a dormir a la bebé. Necesito los abrazos y tus chistes que me hacen reír tanto.

 

Necesito de ti y tu hermosa obsesión por lavar siempre la ropa y meter lavadoras en las noches porque no quieres desperdiciar las horas que la lavadora podría estar funcionando.

 

Necesito de las pláticas en el auto cuando vamos de regreso a casa porque créeme, estar todo el día con un bebé que sólo pide las cosas con quejidos puede ser abrumador.

 

Necesito de ti y de lo comprometido que estás con esta pequeña familia, de tus ganas de darle lo mejor a nuestra hija, de los juegos que te inventas y de tu apoyo incondicional.

 

Necesito que sepas que soy muy feliz de compartir mi vida contigo, porque eres mi esposo, mi mejor amigo, mi cómplice y mi vida entera.

 

Silvia Ruiz
Última actualización: Jue, 12/06/2018 - 08:00
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz