A ese papá que no se levanta en la noche porque él va a trabajar

Papás
Foto: IG @fifo.dad
Foto: IG @fifo.dad

A ti, que te levantas todos los días a las 7 de la mañana, agotado, porque el bebé lloró tres veces en la noche pero no te levantaste de la cama a atenderlo porque hoy irás a trabajar, déjame decirte algunas cosas.

 

Primero, entiendo que por ahora tu papel como papá sea limitado, porque no le das de comer de tu pecho y tienes que estar en una oficina de 9 a 6 mientras tu esposa está en casa cuidando a tu hijo.

 

Entiendo que no quieras levantarte porque eso partiría completamente tu noche y no tendrías el mismo rendimiento en la oficina, lo que podría comprometer tu trabajo y sé que ahorita no podemos prescindir de él.

 

También sé que te gustaría hacer más en las madrugadas, pero estar despierto viendo cómo tu esposa amamanta a tu hijo no es práctico para nadie.

 

Es por eso que quiero pedirte algo, hazlo de vez en cuando, los fines de semana, levántate y acurruca a tu hijo, sácalo de la cuna y llévaselo a mamá, cambia un pañal de la madrugada, atiéndelo en la mañana para que tu esposa pueda dormir más.

 

Un bebé es responsabilidad de ambos y aunque cada pareja llega a sus acuerdos, son detalles que para una mamá que está cuidando a su bebé todo el día y toda la noche, tener un momento de descanso puede significar más que sólo dormir, es saber que tiene un compañero que la apoya, que es parte de una dinámica donde el trabajo es en equipo, que no está sola y que de alguna forma papá podrá reconocer el esfuerzo que ella hace todos los días.

 

Te pido que lo hagas porque también quiero que sepas lo que se siente, que logres vivir esa parte de la vida que en un par de años ya no sucederá, porque es también una forma de conectar con tu hijo, sé que lo haces porque no quieres que les falte nada y créeme, esa parte siempre será bien agradecida, pero involucrarte con tu paternidad es igual de valioso.

 

No te vayas de la habitación para dormir mejor, porque entonces estarías dejando a tu pareja sola en algo que es responsabilidad de ambos, aprende a vivir con esas noches de despertares continuos .

 

Haz labores en casa, si llegas y todo está en un caos no te enojes, tu esposa no tuvo tiempo para hacer nada porque cuidar a un bebé no es tan fácil como parece. Mejor lava los trastes, baña al bebé, mete una carga de ropa a la lavadora. Tú vienes de un ambiente completamente distinto, pudiste hablar con otras personas, comer tu comida sin apuros, tu esposa no ha visto a otra persona más que a su bebé y no ha cruzado palabra con alguien que la saque de su rutina.

 

Sé comprensivo, así como ella lo ha hecho las noches que te das la vuelta y te haces el dormido, cuando te da asco el pañal de tu bebé y corres para no cambiarlo, es importante que lo hagas, que te involucres, que dejes de poner excusas de tu vida ocupada en la oficina, porque en casa también hay mucho trabajo y es responsabilidad de ambos.

Silvia Ruiz
Última actualización: Lun, 06/24/2019 - 09:36
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz