Agendar un día para tener sexo, ¿realmente funciona? 

Papás
Foto IG: sheridaningalls
Foto IG: sheridaningalls

Nunca lo he intentado pero llevo escuchándolo tanto que voy a comenzar a implementarlo, todo sea por vivir el experimento. De hecho siento que es cero romántico y espontáneo como debería de ser, aunque si lo piensas bien, cuando ya hay hijos y llevas con tu pareja tanto tiempo, esto podría ser una solución para no perder la chispa (o encenderla de nuevo en otros casos). 

 

Y hay muchas razones para tener un día a la semana de sexo, aunque sientas que es horrible, pues si sueles procrastinar las noches de pasión, es decir esperar a que sea el momento perfecto, es más probable que cuando suceda termines frustrada porque tenías expectativas demasiado altas, sea más difícil llegar al orgasmo o de plano algo pase y sigas alargando el momento. 

 

Me gustaría que nos detuviéramos en la situación de las altas expectativas, pues creo que muchas de nosotras de pronto sentimos que ya no somos las bombas sexuales que solíamos ser, o que la pasión cada vez es menor, y eso se debe al tiempo entre un encuentro y otro. 

 

Cuando tienes relaciones cada mes, y no es LA gran noche de pasión, tu memoria registrará que todos los encuentros son fatales, pero si tienes 3 veces a la semana, ni siquiera lo pensarás porque además de estar satisfecha, tu cerebro las tomará como positivas y querrá repetir. 

 

Aquí hay otra cosa importante, entre más encuentros, más sexo querrás, y si casi no hay acción, menos se te va a antojar tenerlo.

 

Así que al parecer, la clave para mantener viva la flama es agendando un día a la semana (o dos), y comprometerse de lleno a cumplir con esto, así como las juntas del trabajo, el día de hacer el súper, los domingos familiares u otra actividad fija durante la semana. 

 

Pero no es así nomás, de acuerdo con la sexóloga Carmen Sánchez Martín, del Instituto de Urología Serrate&Ribal, en Barcelona, esto debe ser como comprar boletos para el cine que no puedes cancelar no importa si tienes gripa o fue un día súper cansado en el trabajo, tienes que comprar boletos mentales de sexo para la semana. 

 

Casi siempre planeamos todo lo de la semana: qué días haremos el aseo, qué cocinaremos en la semana, las clases de los niños, si hay que ir a la oficina, o lo que haremos saliendo de trabajar. Pero casi nunca dejamos tiempos libres para la intimidad. 

 

Otro punto importante es tomarse el tiempo de planear el encuentro, elevar la temperatura desde antes, ya sea con mensajitos o lencería y llegar con una preparación mental al encuentro, pues entre más muestras de deseo haya antes, será más fácil que la pareja acceda a hacerlo después. De hecho no es necesario decirle a la pareja, pues si normalmente tiene ganas es menos probable que se niegue y la sorpresa le sumará como 1000 puntos a su relación. 

 

Si ambos aplican esto de agendar al menos un día a la semana, se aseguran dos días de pasión, uno donde queden de acuerdo y tal vez otro de sorpresa por las ganas que se generarán con toda la sensualidad y las fantasías previas, es importante que no dejes de lado las caricias y los besos espontáneos durante el día, el contacto y las muestras de afecto siempre suman a la intimidad. 

 

Por Silvia Ruiz
Mar, 12/03/2019 - 21:24