¿Quieres que tu hijo se porte mejor? Esto es lo que debes hacer según la ciencia

¿Quieres que tu hijo se porte mejor? Esto es lo que debes hacer según la ciencia

Vida de mamá
Instagram / lamamádelbebé
Instagram / lamamádelbebé

Cuando se trata de criar y educar a los hijos no hay un manual que nos diga qué hacer como padres para que se porten mejor y nos hagan caso sin tener que repetir lo mismo mil veces. Normalmente recurrimos al método del castigo y premios para lograrlo.
 
Sin embargo, no podemos evitar sentir un poco de culpa después de que castigamos a los pequeños, pensamos que somos los peores  padres del mundo y que podríamos hacerlo mejor.

Por eso un estudio publicado en la American Psychological Association revela que existe una forma de disciplina muy efectiva si se hace correctamente.
 
“Los padres deben elegir la disciplina adecuada para sus hijos y deben actuar con firmeza”. Cada hijo es diferente y por eso es importante identificar lo que debemos hacer con ellos”, menciona Robert Larzelere, profesor de desarrollo humano y ciencias de la familia en la Universidad Estatal de Oklahoma.
 
Si nosotros como papás los castigamos o amenazamos con quitar algo, simplemente los niños dejarán de hacerlo en ese momento, pero lo repetirán nuevamente.
 
En cambio, para los niños difíciles de manejar o que tengan un comportamiento agresivo, recomiendan manejar la situación a través de imponer consecuencias que estén relacionadas con las situación .

 
Un niño que comprende las consecuencias naturales de sus acciones aprenderá a tomar decisiones responsables por su propia voluntad, en lugar de complacerte o evitar el castigo.

Tomará buenas decisiones incluso cuando no estés mirando, porque entiende la razón para ellas. 

Para probar el uso de las consecuencias naturales en casa, aquí hay 3 ejemplos para comenzar:

Escenario 1: Es hora de irse al parque y tu hijo se niega a ponerse los zapatos.
Consecuencia
 : Tendrá que sentarse en un banco contigo en el parque en lugar de jugar porque no es seguro jugar en el patio  sin zapatos.

Escenario 2: Tu hija arroja toda su sopa en el piso a la hora de la cena.
Consecuencia
 : Ella no podrá comer su comida.

Escenario 3: Tu hijo deja sus juguetes afuera, a pesar de los recordatorios para limpiarlos .
Consecuencia
 : Lloverá y uno de sus juguetes favoritos se descompondrá.
 
Tratemos de tener un poco de paciencia y conectémonos con nuestros hijos. El tiempo y la repetición de instrucciones ayudarán al niño a entender cómo debe comportarse, así como lo que debe o no hacer en ciertos momentos.
 
Fuente: American Psychological Association

Naran Xadul
Última actualización: Mié, 02/14/2018 - 15:39
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz