Mamá, tómate un "break" antes de que ya no puedas más

Mamá, tómate un "break" antes de que ya no puedas más

Vida de mamá
Instagram/taniariveral
Instagram/taniariveral

Más de una vez me han dicho: “tienes que darte tiempo para ti, para descansar y disfrutar de la maternidad”, y mi única respuesta ha sido: ¡en qué momento!, si apenas me alcanza el tiempo para cuidar hijos, arreglar la casa, cocinar y solucionar los pendientes que van saliendo durante el día.
 
Incluso, está comprobado científicamente que una mamá trabaja 98 horas a la semana (lo equivalente a tener dos trabajos y medio de tiempo completo) para que su familia esté bien física y emocionalmente; pero, ¿cómo va a lograrlo si ella no está bien en estos aspectos de su vida?
 

​Antes de llegar al punto de explotar y sentir que ya no se puede más, es importante que las mamás nos tomemos un “break”, por el bien de nuestras familias y de nosotras mismas.
 
Es válido (y tenemos que hacerlo) reconocer todo el esfuerzo que hacemos, y por eso mismo premiarnos con un tiempo para nosotras mismas, para consentirnos y olvidarnos de nuestra monotonía.
 
En nuestro rol de mamás y esposas es difícil que tengamos “vacaciones”, así que no queda de otra más que planearlas nosotras mismas. Y con esto no me refiero a olvidarnos de los hijos o nuestras responsabilidades, sino a empezar decidir lo que queremos para nosotras y la forma en cómo disfrutamos la vida.
 
Tenemos que evitar que la maternidad nos consuma y empecemos a pensar que no somos lo suficientemente buenas para lograrlo, y por ende, nos exijamos y hagamos más de lo que ya hacemos.
 
Si logramos tomarnos un descanso, ten por seguro que el beneficio no sólo será para nosotras, sino que se verá reflejado en hijos menos berrinchudos, más felices y una casa en armonía.
 
Los berrinches aparecerán cuando menos lo pensemos, la ropa y los trastes sucios jamás se acabarán, pero nosotras sí; nosotras sí podemos enfermar física y emocionalmente; sí podemos explotar y hacer sentir culpables a los demás por lo que sentimos o pensamos.
 
Así que tomémonos un “break”; es más sencillo de lo que creemos… ¿cómo? simplemente, bebé el café o té favorito cuando se duerman los hijos; un día a la semana hagamos alguna actividad que nos guste mientras los pequeños están en la escuela; olvidemos por un día que la casa luzca como “de revista”; aceptémonos como somos y si queremos cambiar algo, empecemos poco a poco; planeemos con nuestros marido una escapada sin pequeños…
 
Jamás hay que olvidar que sólo nosotras decidimos cómo vivir la maternidad… habrá muchos consejos, pero nadie sabrá lo que realmente necesitamos y cómo obtenerlo. Tomémonos un “break” para vivir en armonía con nosotras mismas, ¡Nos lo merecemos!

webmaster
Última actualización: Jue, 02/01/2018 - 17:42
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz