Los 10 mandamientos de la lactancia

Los 10 mandamientos de la lactancia

Vida de mamá

No te estreses. Tu cuerpo sabe cómo producir el alimento perfecto para tu bebé. Lo único que necesitas es relajarte, confiar en ti, disfrutar el contacto con tu pequeño y aplicar estos consejos todos los días:

 mama

foto vía:instagram/native_mamma

 

  1. Dale pecho cada que lo pida
    Entre más succione, más producirás leche.
  2. Confía en tu naturaleza de mamá
    Tu leche es perfecta en cantidad y nutrientes. No hay mejor alimento para tu bebé.
  3. Sólo leche en sus primeros 6 meses
    La Organización Mundial de la Salud recomienda que después de esta edad comiences a darle sólidos y otros líquidos, en combinación con la leche materna o fórmula.
  4. Toma muchos líquidos y lleva una dieta balanceada
    Al amamantar quemas entre 300 y 500 calorías al día. Recupéralas con un refrigerio como un puño de almendras, una tortilla con aguacate o un vaso de yogurt.
  5. Asegura un buen agarre para que no te salgan grietas
    Su boca debe cubrir el pezón y la mayor parte de tu areola, y sus labios tienen que estar evertidos (como si fuera a silbar o en forma de pececito).
  6. Busca una posición cómoda
    Apóyate en una almohada o un cojín de lactancia que te dé soporte y confort vertical debajo del codo y el antebrazo.
  7. Relájate y disfruta
    Las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) pueden inhibir la bajada de la leche.
  8. Descansa mientras tu bebé duerme
    La lactancia requiere salud y energía.
  9. Extrae tu leche si regresas al trabajo
    Puedes apoyarte en un extractor manual o eléctrico para que sea más fácil y rápido. Guarda tu leche hasta 48 horas en el refri y hasta 3 meses en el congelador .
  10. Verifica si come bien
    Observa si vacía mínimo un pecho por toma y moja al menos 5 pañales al día. Cada mes debe subir de peso, el cual debe ser vigilado por su pediatra.


Por Mamá por primera vez para Naran Xadul

webmaster
Última actualización: Jue, 02/08/2018 - 14:37
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz