El secreto para mejorar el comportamiento de tu hijo, en una semana

El secreto para mejorar el comportamiento de tu hijo, en una semana

Papás

Conforme mi hijo va creciendo los retos son más grandes, y todo se eleva a la máxima potencia (tiene tres años). Así que ya se imaginarán los berrinches, llevar la contra en casi todo, y aunque a veces le abra los ojos (como hacían antes las mamás) para que me haga caso, muy pocas veces lo logro.
 
Sin embargo, encontré algunos tips que nos ayudarán como papás a mejorar el comportamiento de nuestros pequeños, en sólo una semana y sin que se inicie la Tercera Guerra Mundial.

 mama

foto: Instagram/lu_mulloy

​El secreto está en probar y combinar diferentes técnicas y reforzarla lo más que se pueda. Aquí te comparto algunas muy útiles.
 
1. Mantén una actitud positiva
 
Ante todo, no te des por vencida y trata de controlar la frustración y el enojo. Lo sé, puede ser muy difícil, pero sí se puede. Prueba desde contar hasta 10 o darte la vuelta hasta que te calmes.
 
Si quieres llamarle la atención, hazlo en positivo. Por ejemplo, en lugar de decirle “eres un desobediente”, dile “qué bien te ves cuando haces caso”. ¡No lo etiquetes!
 
2. Valora antes de reaccionar
 
El impulso es uno de nuestros peores enemigos, así que trata de controlarlo. Recuerda que eres su ejemplo, y si reaccionas así no esperes que ellos se comporten de otra forma.
 
Analiza la situación, y determina si es necesario un buen castigo o sólo una llamada de atención. Tómate tu tiempo para pensar qué decirle, y explicar las consecuencias de su comportamiento.
 
3. Analiza sus sentimientos
 
Los pequeños son muy inteligentes y siempre actuarán de acuerdo a una necesidad (positiva o negativa). Por eso es importante que aprendas a detectar si te quieren manipular o si realmente la están pasando mal; de esto depende que su comportamiento mejore o siga igual.
 
4. Sé más flexible

 
Es cierto que debemos poner límites y reglas para que tengan una mejor educación y comportamiento; sin embargo, todo es modificable por el bien de nuestro pequeño. La flexibilidad no te hace un papá o mamá “débil”.
 
Para que tu hijo se comporte bien y reduzca en gran medida los berrinches debes darle mucho amor; hacerlo sentir aceptado, querido y respetado. Eso, sin duda, hará personas amorosas, nobles y educadas.

webmaster
Última actualización: Lun, 02/05/2018 - 15:54
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz