¿Cómo saber que es hora del parto?

¿Cómo saber que es hora del parto?

Consejos

Cuando estaba embarazada (sobre todo en el último trimestre) sentía muchos nervios cada vez que pensaba en el momento del parto; estaba llena de dudas: “en qué momento tendré que correr al hospital”, “cómo voy a saber que llegó la hora”, “qué voy a sentir cuando se rompa la fuente”…
 
Mi doctora me decía que estuviera tranquila, porque así podría identificar mejor los síntomas que se presentan semanas o días previos al parto. Algunos avalados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos son:

 niño

Foto vía: instagram/Lu_mulloy

1. Cambios en tu vientre
 
Conforme va avanzando el embarazo, no sólo crece, sino que semanas antes del parto empieza a “descender” (sientes más peso); esto significa que el bebé se ha acomodado o encajado en la pelvis y ya está listo para salir a conocer a su familia.
 
2. Sientes contracciones
 
Este tipo de “cólicos intensos” se llaman contracciones Braxton Hicks, se incrementan conforme pasan los días, las horas y los minutos. Es decir, la frecuencia entre uno y otro puede ser de 10 a 15 minutos.
 
Cuando se vuelven más intensas y el tiempo es menor entre una y otra, significa que tienes contracciones de parto, las cuales son más prolongadas.
 
3. Expulsas algo mucoso o flujo con sangre
 
Se trata del tapón mucoso que protege el cuello del útero durante el embarazo; si  lo expulsas (puede ser como flujo de color rosa, café o rojo) significa que el útero comenzó a dilatarse para que nazca tu hijo. 

 embarazada

Foto vía: Pixabay

4. Rompes la fuente                                                                      
 
Significa que el saco amniótico (el cual envuelve al bebé) se ha roto y el líquido que tiene adentro sale por la vagina. Cuando pase esto llama a tu médico y ve al hospital… ¡El bebé ya viene en camino!
 
A veces puede pasar esto antes de las contracciones o después de las contracciones.
 
Estos síntomas son generales, ya que cada mujer presenta sus propios síntomas o no presentar ninguno, como fue en mi caso; aunque estaba alerta a cualquiera de estos síntomas, mi hijo nunca se encajó y no sentí los dolores de parto, tampoco rompí fuente, por lo que mi doctora tuvo que hacer una cesárea.
 
Sin embargo, más vale estar alerta y preparada ante cualquier síntoma y compartirlo siempre con los médicos, para estar más tranquilas en la dulce espera.
 
Fuente: Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos

 

 

webmaster
Última actualización: Mié, 02/07/2018 - 13:49
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz