Publicidad

¿Cómo saber que es hora del parto?

Consejos

Cuando estaba embarazada (sobre todo en el último trimestre) sentía muchos nervios cada vez que pensaba en el momento del parto; estaba llena de dudas: “en qué momento tendré que correr al hospital”, “cómo voy a saber que llegó la hora”, “qué voy a sentir cuando se rompa la fuente”…
 
Mi doctora me decía que estuviera tranquila, porque así podría identificar mejor los síntomas que se presentan semanas o días previos al parto. Algunos avalados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos son:

 niño

Foto vía: instagram/Lu_mulloy

1. Cambios en tu vientre
 
Conforme va avanzando el embarazo, no sólo crece, sino que semanas antes del parto empieza a “descender” (sientes más peso); esto significa que el bebé se ha acomodado o encajado en la pelvis y ya está listo para salir a conocer a su familia.
 
2. Sientes contracciones
 
Este tipo de “cólicos intensos” se llaman contracciones Braxton Hicks, se incrementan conforme pasan los días, las horas y los minutos. Es decir, la frecuencia entre uno y otro puede ser de 10 a 15 minutos.
 
Cuando se vuelven más intensas y el tiempo es menor entre una y otra, significa que tienes contracciones de parto, las cuales son más prolongadas.
 
3. Expulsas algo mucoso o flujo con sangre
 
Se trata del tapón mucoso que protege el cuello del útero durante el embarazo; si  lo expulsas (puede ser como flujo de color rosa, café o rojo) significa que el útero comenzó a dilatarse para que nazca tu hijo. 

 embarazada

Foto vía: Pixabay

4. Rompes la fuente                                                                      
 
Significa que el saco amniótico (el cual envuelve al bebé) se ha roto y el líquido que tiene adentro sale por la vagina. Cuando pase esto llama a tu médico y ve al hospital… ¡El bebé ya viene en camino!
 
A veces puede pasar esto antes de las contracciones o después de las contracciones.
 
Estos síntomas son generales, ya que cada mujer presenta sus propios síntomas o no presentar ninguno, como fue en mi caso; aunque estaba alerta a cualquiera de estos síntomas, mi hijo nunca se encajó y no sentí los dolores de parto, tampoco rompí fuente, por lo que mi doctora tuvo que hacer una cesárea.
 
Sin embargo, más vale estar alerta y preparada ante cualquier síntoma y compartirlo siempre con los médicos, para estar más tranquilas en la dulce espera.
 
Fuente: Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos

 

 

NaranXadul

Mié, 02/07/2018 - 13:49
Publicidad
Publicidad
Publicidad