Cómo alejar a tu hijo de la pantalla sin pelear

Cómo alejar a tu hijo de la pantalla sin pelear

Crianza consciente

El uso de pantallas es cada vez más común, ya sea un iPad, la televisión o un videojuego, nuestros hijos están cada vez más inmersos en el mundo digital, lo cual  trae consecuencias negativas, por lo que como padres debemos limitar y supervisar el tiempo que nuestros hijos pasan enfrente de una pantalla.

 niño

La Academia Americana de pediatría recomienda que los niños mayores de dos años no pasen más de una o dos horas al día frente a una pantalla (esto también incluye celulares), mientras que si el niño tiene menos de 2 años no debería pasar tiempo alguno frente a la pantalla.
Limitar el uso de pantallas puede ser causa de berrinches, peleas y corajes.

A algunos niños les sirve anticipar, es decir, el clásico “en cinco minutos tienes que apagar la tele”. Pero la realidad es que en la mayoría de las ocasiones esos cinco minutos pasan, les apagamos la tele y se desatan los gritos, el llanto y el estrés. ¿Por qué pasa esto? Pues de acuerdo con la psicóloga Isabelle Filliozat, quien está especializada en paternidad positiva, debemos entender lo que pasa en los cerebros de nuestros pequeños (y en los nuestros) cuando están expuestos a las pantallas.

Durante este momento nuestro cerebro produce dopamina, un neurotransmisor que alivia el estrés y el dolor, por lo que es muy fácil sumergirnos en la pantalla y dejar de prestar atención a lo que está a nuestro alrededor. Cuando la pantalla se apaga abruptamente, nuestros niveles de dopamina bajan drásticamente, lo cual puede ser percibido como algo doloroso y es en este momento en donde empiezan los gritos.

Es por esta razón que es importante tener mejores estrategias para desconectar a nuestros pequeños. La siguiente vez que sea momento de apagar la tele, el iPad o el teléfono y quieras evitar que se desate la guerra con tus hijos, intenta lo siguiente:

  • Siéntate con él/ella por unos minutos (no tiene que ser mucho tiempo, a veces con uno o dos basta) y mira lo que está viendo o jugando en la pantalla.
  • Pregúntale algo acerca del contenido que está viendo. Algunos ejemplos útiles: ¿Ese personaje cómo se llama? ¿Por qué hizo eso? ¿De qué se trata este juego? ¿Qué estás viendo?

Los niños disfrutan mucho cuando sus padres buscan involucrarse en sus actividades y seguramente contestarán tus preguntas con mucho ánimo. Si al principio parecen no escucharte y no responden inmediatamente, no te rindas, espera un minuto más y haz otra pregunta, eventualmente van a responder.

  • Al hacer esto has creado un puente de diálogo que permite que tus hijos poco a poco desconecten la atención de la pantalla y la centren en ti y lo que tienen a su alrededor, lo que ayuda a que el niño pueda regresar a su mundo sin experimentar una caída abrupta en sus niveles de dopamina y, por lo tanto, sin necesidad de berrinches o gritos.
  • Mete en la conversación que es momento de ir a bañarse, comer o simplemente se acabó el tiempo de pantalla. Debido a que el niño/a ya tuvo algunos minutos para regularse, podrá escucharte y reaccionar a lo que le estás diciendo sin explotar.


​Esta sencilla, pero eficiente estrategia, puede serte muy útil para ayudar a tu hijo a limitar el tiempo que pasa frente a una pantalla y también para fomentar más la convivencia familiar. Recuerda que las pantallas no son lo único que produce dopamina en el cerebro de nuestros hijos; convivir contigo, tener tu atención y participar en actividades familiares, son maneras mucho más sanas de brindarles espacios para desestresarse, divertirse y encontrar formas de explorar su creatividad.
Equipo de talleres Construyendo emociones y habilidades sociales. 
Estrella Entebi Mochon
Contacto:  0445552873685 estrella.entebi@gmail.com 
Fb: Construyendo Habilidades 
Instagram: talleres.construyendo CdMx

webmaster
Última actualización: Lun, 02/05/2018 - 11:24
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz