8 características de niños completamente normales

8 características de niños completamente normales

Vida de mamá
Foto: IG @chasingthesummerfields
Foto: IG @chasingthesummerfields

Los niño son personitas en desarrollo. Son seres que apenas están aprendiendo a vivir. Y  muchas veces como papás olvidamos que nuestros hijos vienen con su propio y muy personal paquete de emociones, miedos, temperamento y aprendizaje. No podemos esperar y –sería un error hacerlo–, que sean igual a los otros niños que conocemos o iguales a lo que nuestras expectativas.

No podemos juzgar a los  niños porque esto puede causar heridas en sus almas que cargarán por siempre y volverán en su historia de vida.


AUNQUE LA GENTE A NUESTRO ALREDEDOR NOS CRITIQUE Y NOS DIGA QUE NO ESTÁ BIEN CIERTAS CONDUCTAS DE NUESTROS HIJOS. HAY QUE SABER ESCUCHAR A NUESTRO CORAZÓN.
 
Estas son 8 características de niños sanos, normales y ubicados en una curva de aprendizaje estándar. Así que si estabas preocupada, verás con esto que  tu hijo es bastante normal

 

Es normal que un niño no se quede quieto. Además de ser normal, es síntoma de salud, los niños se expresan a través del movimiento

Es normal que todas las noche quiera leer el mismo cuento. Porque los niños aprenden con la repetición, Repetir una experiencia una y otra vez crea conexiones más fuertes y le ayuda a aprender mejor. 

Es normal que a un niño le cueste trabajo separarse de su mamá. Hasta los 2 años de edad, aproximadamente, es normal que un niño sienta un apego con sus cuidadores, más precisamente con su madre y su padre. Ellos son la base de su existencia; mamá y papá son su base sólida y a través de la cual erigirán su propia personalidad.

Es normal que no quiera abrazar o besar a personas que no conoce. Es entendible que no quiera dar señales de afecto a alguien que no tiene su confianza. No debemos forzarlo.


Es normal que un niño haga berrinches. Hasta los 4 años, los berrinches son algo normal en el desarrollo de un niño y son la manera en que los niños dejan salir la presión cuando están enojados y aún no tienen las herramientas emocionales para manejar su frustración.

Es normal que no quiera compartir sus cosas. Un niño está aprendiendo el sentido de la posesión y es normal que no quiera prestar su objeto preferido. 

Es normal que un niño prefiera dormir con sus padres. A lo mejor no es igual con ustedes, pero yo prefiero dormir acompañada que sola, esa sensación de seguridad que el niño busca cuando quiere dormir con sus papás es completamente normal.

webmaster
Última actualización: Lun, 02/05/2018 - 15:21