7 alternativas al castigo que sí funcionan

7 alternativas al castigo que sí funcionan

Vida de mamá

Castigar físicamente a los niños suele ser contraproducente, no ayuda a corregir problemas de conducta, sólo generan infelicidad en la infancia y fomenta el desarrollo de problemas psicológicos y ansiedad en la vida adulta.
 
Una buena forma de cambiar la disciplina de premios y castigos (que muchos de nuestros papás implementaban), y establecer límites sin insultos, gritos o manipulación, es a través de la comunicación y generando una conexión con los pequeños.

 niñas

Instagram/bannortoys

Estas alternativas positivas hacen que los niños se sientan bien sobre quiénes son, aprendan de una forma amorosa y, por ende, reflejen seguridad en sí mismos y felicidad.
 
1. Discusión en papel. Cuando tu hijo hace algo que te molesta o no está bien, escribe en una hoja de papel cómo te sientes; después, muéstrasela a tu hijo y pídele que responda (dale tiempo para que conteste lo que realmente siente). Ahí mismo, pueden escribir sus posibles soluciones.
 
2. Respira. Cuando estés a punto de explotar por algo que no te pareció, respira. Tal vez la primera reacción sea gritar o mostrar tu enojo, pero no solucionarás nada, así que inhala y exhala las veces necesarias, antes de decirle cualquier cosa a tu hijo.
 
3. Enséñale la palabra consecuencia. Siempre hay una consecuencia (buena o mala) de todas las cosas que se hacen. Lo único que tienes que hacer es mostrarle esto con ejemplos y así será más fácil que intenten solucionar lo que hicieron mal y mejorar su comportamiento para la próxima.
 
4. Dale una segunda oportunidad. Dejar que tu hijo intente de nuevo lo que hizo mal, lo hará sentir mejor y, ten por seguro que cuidará de no volverse a equivocar.
 
5. Haz preguntas. Muchas veces los niños hacen las cosas sin querer, porque están entendiendo cómo funciona el mundo. Pregunta lo que están haciendo y escucha con atención; después enséñales cómo se deberían hacer.
 
6.  Dale dos opciones. Si el pequeño hizo algo inaceptable, dale dos alternativas seguras y respetuosas. Con esto, el niño aprenderá a tomar decisiones y a asumir su responsabilidad.
 
7. Hagan dibujos. Es una buena alternativa para los niños que no saben escribir, al dibujar lo que hicieron y lo que debieron haber hecho.
 
Jamás olvides que los niños son curiosos y explorarán a su manera la forma de hacer las cosas (aun pasando los límites), así que trata de mantener la calma y entiende los sentimientos de tu hijo, conéctate con lo que siente y piensa para guiarlo mejor a corregir su comportamiento.
 
Fuente: CMAJ-JAMC

webmaster
Última actualización: Jue, 02/08/2018 - 10:22
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz