5 ejercicios para estimular el gateo del bebé

5 ejercicios para estimular el gateo del bebé

Estimulación

​El tiempo pasa tan rápido que cuando te das cuenta, tu bebé ya se sienta y quiere experimentar el mundo por sí solo, por medio del gateo. Sin embargo, esta etapa suele ser un poco complicada, así que puedes apoyar a tu hijo con algunos ejercicios fáciles y prácticos.

 

Lo ideal es que tu hijo haya cumplido cinco o seis meses para practicar estos movimientos,  porque su cuerpo tendrá la madurez necesaria para intentar el gateo. El primer paso es colocar en el piso una manta o un tapete de foamy. Para practicar estos ejercicios y que sean exitosos es importante que el bebé se sienta cómodo. Así que vístelo con ropa ligera, y usa pañales que le permitan moverse libremente y al mismo tiempo eviten las rozaduras en la entrepierna.

 bebe

Para esta etapa recomendamos los Huggies Ultraconfort, que justo están hechos para brindar la libertad necesaria para el desarrollo psicomotriz del bebé.
 
Y ahora sí… ¡A empezar!
 
1. Fortalecimiento de piernas
 
Ponlo boca abajo con las manitas estiradas hacia adelante. Dobla sus piernas hacia los lados(en forma de rana) y coloca las palmas de tus manos en la planta de sus pies. Esto servirá para que tu pequeño sienta el apoyo, e intente impulsarse hacia delante.
 
2. Flexión de una pierna
 
Colócalo boca abajo. Deja estirada una de sus piernas y flexiona la otra. En la que está flexionada coloca la palma de tu mano en la palma de su pie y deja que se impulse. Después de este movimiento has lo mismo con la otra pierna. La idea es que sigas el movimiento natural del pequeño.
 
3. Rodillo mágico
 
Pon a tu bebé boca abajo sobre un cojín que tenga forma de rodillo, y coloca juguetes algunos centímetros adelante. Cuando intente llegar al juguete sentirá el esfuerzo en su pancita, y aprenderá más fácil la postura de gateo.

 bebe

instagram/lamamadelbebe

4. Lagartijas infantiles

Acuesta a tu bebé boca abajo con las manitas estiradas en el suelo. Agárralo de la cadera suavemente, levántala y bájala. El objetivo es que se acostumbre a apoyar su cuerpo en manos y rodillas. 

Después puedes usar una cobija doblada y colocarla alrededor de su cadera, para con ella levantarlo y ayudarlo a gatear.

5. A rodar

Coloca a tu hijo boca arriba con las manos extendidas hacia arriba. Tómalo de la cadera y enséñale a girar sus piernas, seguido por el movimiento natural del tronco, hasta quedar boca abajo. Puedes usar un juguete para que intente agarrarlo, y que él solo empiece a girar.


¡Aprovecha los beneficios el gateo!

De acuerdo con la Michigan State University, tu pequeño obtiene muchos beneficios con la práctica del gateo, como la ampliación de su campo visual.

También favorece el lenguaje y logra un mejor desarrollo cognitivo, al entrar en contacto con distintas superficies y texturas.

Fuente: Michigan State University

webmaster
Última actualización: Lun, 02/05/2018 - 10:51
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz