5 cosas que sí funcionan para que tu hijo empiece a hablar

5 cosas que sí funcionan para que tu hijo empiece a hablar

Consejos
foto: Instagram/lu_mulloy
foto: Instagram/lu_mulloy

Cada niño es diferente: algunos se sueltan a hablar en cuanto tienen la oportunidad. A otros les toma más tiempo pero, en cuanto lo logran, son capaces de hablar día y noche. Mi hija menor, por ejemplo, era supertímida para empezar a tener conversaciones. Sin embargo, ahora que tiene dos años y medio, me platica las cosas que hizo en la escuela, lo que vio en Paw Patrol y hasta lo que soñó.


Si tu pequeño está en esa etapa, hay varias cosas que puedes hacer para ayudarle a hablar más pronto. Aquí te doy algunos tips:

1. Cántale


Es probable que le cantes a tu bebé desde que nació o incluso antes. A los niños les encantan las canciones como el aserrín, aserrán, los maderos de San Juan, “Los tres cochinitos” o “Tortillitas de manteca”. ¡Sobre todo si las cantas tú! Y no te preocupes si no tienes una voz privilegiada, ellos la aman y les ayuda a desarrollar el lenguaje al escucharte.
 
2. Háblale


 Los bebés nunca son demasiado pequeños para hablarles y mirarlos a los ojos. Platícale cosas, escucha sus balbuceos con atención y hazlo partícipe de tus conversaciones con otros adultos. Que sepa, desde muy temprana edad, que lo que tiene que decir es importante.
 
3. Enséñale el nombre de cada cosa


 Tu bebé va a adorar este juego: recorran la casa y nombra cada cosa que le llame la atención. “Pelota”, “cama”,  “mesa”, “zapato”. Así, poco a poco irá relacionando las palabras con el objeto que les corresponde.

Photo: @soymamarula
Photo: @soymamarula


 

4. Lean juntos


Estimula el interés de tu hijo por la lectura desde pequeño. Léele cuentos acordes con su edad, haz diferentes voces y entonaciones y muéstrale las ilustraciones de los libros. Puede que esta actividad le guste tanto que, cuando llegue el momento, sea él quien quiera leer el cuento en voz alta.
 
5. Explícale todo


 Algunas personas creen que los niños son demasiado pequeños para entender. Nada más falso. La verdad es que, mientras más le hables y le expliques cómo funciona el mundo que los rodea, más confianza tendrá para empezar a expresarlo con sus propias palabras. Explícale tus actividades diarias, cómo vas a preparar su desayuno, en qué consiste tu trabajo… Nunca es demasiado pronto para comenzar.

webmaster
Última actualización: Lun, 02/05/2018 - 14:34
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz