Los buenos maestros dejan huella en el corazón de los niños

Los buenos maestros dejan huella en el corazón de los niños

Etapa preescolar
Foto: IG @soymamarula
Foto: IG @soymamarula

Los niños pasan muchas horas al día en la escuela. La relación y las enseñanzas de sus maestros se quedan con ellos de por vida. El cariño de un niño a sus maestros es muy especial, y es cariño a ellos como personas, además del gran valor de sus enseñanzas. Los maestros enseñan mucho más que matemáticas y español: enseñan a escuchar, a relacionarse, a trabajar duro...

 

Gracias por cuidar a mi hijo esa vez que se cayó, consolarlo y hacerlo sentir especial.

 

Gracias por la eterna paciencia y por las palabras amorosas.

 

Gracias por darle seguridad cuando alguien fue cruel con él. Tu escucha y consuelo lo ayudaron mucho.

 

Gracias por hacerlo ver sus errores y motivarle a mejorar… por hacerlo ver que pertenece a un grupo y debe trabajar en equipo.

 

Gracias por todo el apoyo, dentro y fuera de la clase. Gracias por pensar tanto en tus alumnos fuera del horario escolar. Tu empatía con tus alumnos se quedará con ellos por siempre.

 

Gracias por ser una segunda mamá, por darle la mano cuando sintió miedo.

 

Aunque estaba lleno el salón de clases y tenías que prestarle atención a muchos niños, tu mirada lo hizo sentir acompañada.

 

Gracias por inspirar y por transmitir tanta pasión por aprender y por tu profesión.

Sara Bromberg
Última actualización: Mar, 05/15/2018 - 07:36
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz