¿Tu hijo es un artista en potencia?

Estimulación
Fuente: IG @burtsbrisplease
Fuente: IG @burtsbrisplease

Una de las frases más célebres de Pablo Picasso es la que nos da pie: “Todos los niños nacen artistas, lo difícil es seguir siendo un artista cuando crecemos.” Es cierto que todos nacemos con una predisposición natural a la creatividad, sin embargo no todos desarrollan la sensibilidad y las habilidades que necesita una carrera artística. Sea cual sea la tendencia más marcada de tu hijo, es importante que la identifiques desde temprana edad para que puedas ayudarle y encaminarlo hacia lugares que jamás imaginó.

 

Soy mamá de una pequeña de 6 años; amo pintar, leer, escribir y devorar música, y si bien no soy una erudita del mundo del arte ni educadora de profesión, sí tengo la voz de la experiencia. Corro la suerte de tener una mamá que siempre alimentó mi mundo creativo y aunque hoy no me dedique enteramente al arte, puedo asegurar con total certeza que en momentos álgidos de mi vida, el arte y la expresión creativa me han salvado; hoy replico esta partecita de mi educación con mi hija y es increíble verla cómo se apodera de la creatividad.

 

En casa tenemos una máxima: por lo menos una actividad artística y una física, así crecerá de manera más completa. 

 

Prueba estos consejos por un largo periodo y disfruta ver cómo se desenvuelve.

 

  1. Si puedes mandarlo a clases extraescolares, prueba con distintas disciplinas artísticas hasta que encuentre la o las que más le gusten. Al final, haber pasado un poco por varias le ayudarán y nutrirán.

 

  1. Ten siempre en casa muchas opciones para expresar sus ideas. Instrumentos musicales, colores de madera, plumones, acuarelas, pintura acrílica, tintas, pinceles, brochas, lápices, gises, cartones, rollos de papel, cintas, pegamentos, tijeras, revistas para recortar, fotos, telas, hilos, etc. Haz que su creatividad no tenga límites e invierte en cuanto puedan y se les ocurra para que pueda experimentar con muchos medios y encuentre su camino.

 

  1. Cultura audio-visual, mucha. Muéstrale música distinta, llévalo a muchos museos y exposiciones, léele todos los libros y cuentos que puedas, vean muchas películas distintas y disfruten de obras de teatro variadas. Cuando se trata de creatividad e innovación, no sobran los referentes.

 

  1. Dialoguen. Este ejercicio de reflexión lo puedes hacer desde que tiene poco tiempo hablando. Con preguntas básicas como cuál fue su personaje, parte o pintura favorita o hasta otras más complejas para los más grandes, echas a andar su cabeza y su capacidad de observación y crítica. Al final, el cerebro es un músculo que se debe ejercitar.

Por Ximena Méndez
Mié, 01/29/2020 - 16:02