Los juegos más divertidos que estimulan la mente de tu bebé y apoyan su desarrollo, de los 0 a 12 meses

Los juegos más divertidos que estimulan la mente de tu bebé y apoyan su desarrollo, de los 0 a 12 meses

Estimulación
Foto: IG @bannortoys
Foto: IG @bannortoys

El primer año de tu bebé es muy importante para su desarrollo. Es increíble lo mucho que crece durante solamente doce meses, lo mucho que aprende y cambia. Se desarrolla su cuerpo y su mente. Comenzará a moverse más, a utilizar sus manos, sus sentidos y su lenguaje se desarrollarán, aprenderá nuevas habilidades y poco a poco, irá haciendo cosas nuevas. 

 

El juego es necesario para el desarrollo de tu bebé y es una manera divertida de aprender sobre él mismo, los demás y el mundo que lo rodea. A través del juego, puedes acercarte a tu niño, conocerlo y relacionarte con él. 

 

Juegos para bebés de 0 a 6 meses

Lo más importante en esta etapa es la interacción y conexión entre el bebé y sus cuidadores. Si estás atento, podrás aprender a interpretar las señales de tu bebé y saber cuándo está listo para jugar. Ten cuidado de no sobre estimular a tu bebé e intenta darte cuenta cuando necesita descansar. 

  • Mirar y observar 

Su visión se está desarrollando en esta etapa: él puede ver objetos de lejos y le llaman la atención los colores, en especial, los contrastes como blanco y negro.

Los objetos coloridos y los móviles lo divierten mucho. 

Una actividad divertida es sostener un juguete colorido a 25 centímetros de distancia y moverlo de lado a lado, de arriba abajo. A través de este juego, el bebé aprenderá a seguir objetos con los ojos y a sostener la mirada. Las sonajas también ayudan a que el bebé busque y observe el objeto que llama su atención.

Míralo a los ojos mientras come, a la hora del baño y al cambiarle el pañal también apoyará su desarrollo.

  • Comunícate con él

Cántale, pon diferentes tipos de música  y habla con él. Tu bebé responderá a su manera: con expresiones, movimientos y sonidos. Desde los primeros meses, hablar con él ayudará a que asocie el significado de las palabras con el sonido. 

Es importante que la música no sea a un volumen muy alto ya que esto puede dañar su audición. 

  • ¡Agarra todo y se lo mete a la boca! 

Los bebés aprenden a través de sus sentidos, por eso, tendrá ganas de agarrar y tocar distintos objetos. También, querrá meterlos a su boca. 

Las sonajas o juguetes que pueda manipular son una buena opción. Intenta que sean de texturas y colores diferentes, que sean adecuados para su edad y que estén limpios. 

Podrás observar que primero moverá la mano y logrará agarrar objetos, después coordinar sus movimientos y su visión,  y luego, transferir objetos de mano a mano.  

Una actividad es ofrecerle un juguete que esté a una distancia que pueda tomar si se estira, u ofrecerle un objeto que pueda sostener, tirar, recoger y pasar de mano a mano.

  • Tiempo boca abajo

Mientras él pasa tiempo boca abajo, sus músculos se desarrollan y fortalecen. Podrás observar que poco a poco logrará levantar y sostener su cabeza, empujarse con sus brazos y dar la vuelta.

Cuando está boca abajo, puedes colocar un espejo para que observe su reflejo y ofrecerle juguetes, sonajas o libros de tela que llamen su atención.

 

Juegos para bebés de 6 a 12 meses

  • Repetir, repetir y más repetir

Durante esta etapa, tu niño estará fascinado con la repetición. A través de repetir, él aprende, comprende la relación causa y efecto y fortalece su memoria.

Los juguetes que fomentan la repetición incluyen sonajas, instrumentos musicales y bloques. No te desesperes si derrumba la torre de bloques o mete y saca los juguetes de un baúl, dale oportunidad de repetir, divertirse y explorar. 

  • Agarre de pinza

Para lograr agarrar y sostener objetos más pequeños, tu bebé debe aprender el agarre de pinza, que consiste en coordinar los dedos índice y pulgar. También, durante esta etapa comenzará a señalar lo que quiere. 

Los bloques, cuerdas, cucharas o juguetes que pueda meter a cajas o apilar le ayudarán. También, presionar botones o jugar con pelotas será muy divertido. Al leer un cuento, permite que él cambie la página. Las diferentes texturas le brindan mucha estimulación. 

  • ¡A explorar!

Aprovecha la curiosidad natural de tu niño y permítele explorar. Jugando, el aprenderá sobre tamaños, colores y figuras. Podrá relacionar la causa y efecto y  resolver problemas a través del intento y error. 

Los juguetes que enseñen algún tipo de relación pueden ayudar, por ejemplo, acomodar aros de pequeño a mayor, clasificar figuras en un puzzle o llenar y vaciar un recipiente con bloques.

Intenta esconder o cubrir un objeto, esto le ayudará a comprender que las cosas existen aunque no las vea. 

  • Invítalo a moverse

Si tu niño ya se mueve, se sienta, gatea, se para y pronto comenzará a caminar, procura que el espacio sea seguro para prevenir accidentes. 

Juguetes que pueda empujar o jalar le ayudarán. Puedes colocar un juguete a cierta distancia para que él se pare y lo tome. 

  • Diversión a través del sonido y lenguaje

Aunque todavía no hable, intenta tener una conversación con tu niño. Deja que responda con algún sonido, expresión o movimiento. Traduce este mensaje a palabras y nombra lo que va comunicando, así se desarrollará su lenguaje poco a poco. 

A lo largo del día, señala lo que ves, las personas que encuentras, su ropa, sus juguetes y lo que come, nombra cada uno de estos y ayúdale a aprender los nombres. 

Los cuentos, las rimas y las canciones, son actividades divertidas que estimulan su lenguaje. 

Recuerda: No necesitas juguetes sofisticados, elaborados y caros. Objetos sencillos y de uso cotidiano brindan muchas experiencias y oportunidades de aprendizaje, además, tú y las experiencias que vive tu bebé son lo más importante.

Fuente: Zero To Three

Sara Bromberg
Última actualización: Dom, 12/23/2018 - 18:51
Recibe los mejores consejos Para una crianza feliz